Fachada de la Ciudad de la Justicia de Valencia
Fachada de la Ciudad de la Justicia de Valencia - ABC
Valencia

Estafan medio millón de euros con «cartas nigerianas» de la herencia de un familiar ficticio

La banda de ocho miembros utilizó el timo pidiendo dinero para el papeleo a desconocidos en Alemania, Canadá y Australia

VALENCIAActualizado:

Una banda de ocho estafadores han conseguido apropiarse de al menos 543.245 euros -podría haber más engañados- de particulares a quienes pedían dinero para tramitar el cobro de una supuesta herencia cuantiosa de un familiar fallecido, el método conocido como «cartas nigerianas».

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia juzga entre este jueves y el viernes a cinco hombres nigerianos, dos españoles y una mujer liberiana acusados de este timo múltiple.

Según consta en el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso EFE, este grupo hizo creer a varias personas, de nacionalidad alemana, canadiense y australiana, que eran beneficiarios de una cuantiosa herencia y les convencieron para que les entregasen cantidades de dinero para abonar los trámites burocráticos que les permitiesen recibirla.

Para los siete acusados el Ministerio Público reclama nueve años de prisión (cinco por estafa y falsedad y cuatro por pertenencia a grupo criminal), además de que hagan frente a indemnizaciones por la totalidad del dinero supuestamente estafado, más los correspondientes intereses.

Los acusados, según el fiscal, enviaban "cartas y documentación mendaz a personas de Alemania, Canadá y Australia, entre otros países, para hacerles creer que un familiar suyo, cuya identidad se inventaban, había fallecido en España" dejando una herencia millonaria.

Certificados falsificados

Así, reclamaban cantidades de dinero para hacer frente a los gastos burocráticos para la transferencia de las cantidades correspondientes de la herencia, acompañando esta petición de documentación que imitaba certificados del Ministerio de Justicia, de Economía, Hacienda, del Registro Civil y el Tribunal Supremo.

Los acusados llegaron a obtener 178.900 euros de una ciudadana canadiense de High Level Alberta (Edmonton), 113.750 euros de un matrimonio alemán residente en Karlsruhe y otros 97.905 euros de otra mujer canadiense de Vancouver, además de otras cantidades que oscilan entre los 2.000 y 70.000 euros de otros seis denunciantes.

Respuestas preparadas

En el transcurso de una operación policial, en la que se practicaron escuchas telefónicas, se intervino a los acusados varios ordenadores y lápices de memoria en los que se encontraban las plantillas de los citados documentos falsificados, así como cuestionarios sobre las posibles respuestas a dar a los estafados en caso de que solicitasen más información.

El fiscal expone en su calificación que probablemente haya otros "muchos" afectados por la actividad criminal de esta banda que "no han podido ser localizados o identificados".

La investigación fue dirigida por el Juzgado de Instrucción 4 de Madrid, si bien el juicio se celebra en Valencia porque al menos cuatro de los acusados realizaban su supuesta actividad criminal desde una vivienda ubicada en la calle Maestro Penella de esta ciudad.