Consell Polític de Esquerra Unida celebrado este sábado
Consell Polític de Esquerra Unida celebrado este sábado - EUPV
Política

Esquerra Unida aprueba el pacto con Podemos: tendrá el puesto 2 por Valencia y el 3 por Alicante en la lista

Las dos formaciones se presentarán conjuntamente a los comicios autonómicos bajo el nombre Unidas: Podem-Esquerra Unida junto a la marca que consensúen

VALENCIAActualizado:

A comienzos de enero, Esquerra Unida amenazaba con hacer saltar por los aires la confluencia con Podemos para las próximas elecciones de mayo. Consideraban inasumible la oferta de los morados en cuanto a la confección de la lista autonómica, que en ese momento parecía encontrarse en el tercer puesto por la circunscripción de Valencia, el cuarto por Alicante y el cuarto por Castellón.

«Una confluencia es una suma, no una absorción. No entendemos esa superioridad de Podemos», afirmaban fuentes de EUPV. Las negociaciones siguieron y éstos consiguieron escalar dos puestos tanto en Valencia como en Alicante. De este modo, la oferta final de los morados era el dos y el seis por Valencia; el tres y el siete por Alicante; y el cuatro y el siete por Castellón. Con este cálculo, en el peor de los casos (a no ser que hubiera una debacle electoral absoluta), Esquerra Unida tendría en principio asegurados dos escaños.

La fórmula ha sido finalmente aceptada y el Consell Polític de la formación ha aprobado este sábado tras un intenso debate la confluencia con Podemos, aunque someterá el acuerdo a un «referéndum» en el que participarán militantes y simpatizantes entre el 20 y el 24 de febrero. El documento sometido a votación ha salido adelante por 54 apoyos, 22 pronunciamientos en contra y 2 abstenciones.

Las dos formaciones, además, se presentarán conjuntamente a los comicios autonómicos bajo el nombre Unidas: Podem - Esquerra Unida junto a la marca que consensúen.

El plan incluye otros aspectos, por los que EUPV contará «con una visibilidad tanto en la campaña como en el funcionamiento de la coalición y del grupo parlamentario». En este sentido, quieren la portavocía adjunta en las Cortes Valencianas. En cuanto al ámbito municipal, los colectivos locales tendrán autonomía para decidir cómo concurrir a las elecciones, si juntos o por separado, aunque se fomentará que se llegue a acuerdos de confluencia.

La coordinadora general de Esquerra Unida, Rosa Pérez Garijo, ha defendido «el ejercicio de responsabilidad» realizado por su formación dando este paso y ha calificado el acuerdo de confluencia con Podemos cómo «útil» para profundizar en las políticas que necesita la Comunidad Valenciana. Para la líder de la formación de izquierdas, «este acuerdo será la garantía del cambio de rumbo que ha protagonizado tímidamente el Botànic esta legislatura, y por supuesto, será la barrera de contención de las políticas antisociales que propugna la derecha».

La aprobación de la confluencia supone la superación del enfrentamiento que parecía haber encallado las negociaciones de ambos partidos. Y también del obstáculo que se le planteaba a la izquierda, ya que partidos como PSPV y Compromís habían mostrado su preocupación por el hecho de que finalmente no saliera adelante e impidiera sumar a ambas fuerzas en un futuro pacto de Gobierno.

Presentación de candidaturas

Por otra parte, Podemos ha celebrado también este sábado el acto presentación de candidaturas en el MuVIM. Concurrirán con marca propia en un total de 99 municipios, con lo que llegarán al 80% de la población, y apuestan por un proyecto «municipalista, feminista y realmente valiente; la única opción política valiente».

Entre las líneas principales del programa electoral, el aspirante a presidir la Generalitat, Rubén Martínez Dalmau, ha avanzado que defenderán un «repensamiento» del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana (el proyecto será aprobado definitivamente en el Pleno del 20 de febrero y publicado después en el Boletín Oficial del Estado).

«Los valencianos no hemos tenido la oportunidad de participar activamente en un Estatut plenamente nuestro», ha asegurado, a la vez que ha apuntado como ejes de esta estructura política «máxima» la integración de la Comunidad, el blindaje de derechos o la igualdad de voto. Para conseguirlo, ve necesario «avanzar hacia un nuevo Estatut plenamente valenciano, democrático y participativo», y ha avanzado que convocará a las «fuerzas democráticas» para abordar el tema.