La consejera de Fomento manchega, Agustina García Élez, en una manifestación contra el trasvase Tajo-Segura
La consejera de Fomento manchega, Agustina García Élez, en una manifestación contra el trasvase Tajo-Segura - ABEL MARTÍNEZ
Embalses

Error de bulto de la consejera manchega: la «leve diferencia» de agua entre Tajo y Segura son 367 hm3

Los dos pantanos que nutren los trasvases tienen capacidad para 2.475 hectómetros frente a 1.140 de los 15 de la cuenca levantina

ALICANTEActualizado:

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, ha comparado el porcentaje similar de reservas que hay en la cuenca del Segura con la de los embalses de cabecera del Tajo para rechazar que se sigan aprobando trasvases. Efectivamente, hay solo una «leve diferencia» entre el nivel actual en una y otra -23,4% frente al 24%-, aunque esos porcentajes se refieren a un volumen total, una capacidad de almacenamiento, de 1.140 y 2.475 hectómetros cúbicos, respectivamente, o sea, más del doble en el caso del Tajo.

Por eso, al calcular sobre el agua que queda, no sobre la capacidad global, la diferencia sigue siendo abismal: 634 hectómetros frente a 267, es decir, 367. Porque la realidad es que los 15 pequeños pantanos de la cuenca del Segura no podrían nunca acumular ni llenos a rebosar la mitad de agua que los dos únicos que abastecen los trasvases desde Guadalajara, Entrepeñas y Buendía. Comparar con toda la demarcación del Tajo ya resultaría ridículo: hay capacidad diez veces superior allí que en la zona levantina, más de 11.000 hectómetros.

No obstante, con este error de bulto en las capacidades respectivas de ambas, la consejera ha afirmado que lo que tienen que hacer los regantes levantinos es «adaptar sus cultivos y el resto de su desarrollo a lo que tienen, y no solo estar mirando a que ese desarrollo venga siempre del mismo lado: los pantanos de cabecera», según sus declaraciones recogidas este jueves por Efe.

«Dónde va el agua»

García Élez ha insistido en la defensa de la modificación de las reglas de explotación, "que es lo que no va a permitir que se siga trasvasando agua de manera automática, sin preguntar si se necesita ni para qué va". Así, se ha referido a la gran cantidad de precipitaciones caídas estas últimas semanas

También ha asegurado que el Gobierno regional manchego comparte y aplaude la apuesta de duplicar la capacidad de desalación, considerando que "es de dónde tiene que venir la alternativa para Murcia y el resto del Levante, pero hay que empezar a ponerlas en funcionamiento de una vez por todas". Sin embargo, ha dicho que "mientras tanto, no podemos dejar que hasta que ocurra siga sin tenerse en cuenta la situación real del río Tajo".

En este sentido, se ha referido a las palabras del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, en las que ha defendido la continuidad del trasvase considerando que no hay razones para que no siga funcionando como hasta ahora. La consejera ha considerado "poco afortunadas" estas manifestaciones "si tenemos en cuenta la realidad de cómo se encuentran los pantanos de cabecera". "Siempre nos desgastamos con esta consideración y no dejaremos de decir cuál es está realidad, la de los embalses", ha subrayado.

Así ha respondido a las preguntas de los medios durante el acto de entrega de los premios Empresas del Año que se ha celebrado en las instalaciones del Ifema de Madrid organizada por la revista especializada 'Autobuses & Autocares.com' y donde ha acompañado al vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro. También han estado presentes el director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo y el director general de Carreteras y Transportes, David Merino, ha informado la Junta en nota de prensa.

En la misma línea, la titular de Fomento del Gobierno regional ha expresado que "este trasvase último va a provocar que los pantanos vuelvan a pasar a una situación de emergencia, una situación preocupante ante la que el Gobierno tiene que tomar decisiones valientes, porque no se puede seguir mirando para el mismo lado y viendo cómo se siguen exprimiendo unos pantanos de cabecera y se siguen llevando un agua que no hay. Los embalses están hoy a un 24 por ciento y, evidentemente, no hay ninguna cantidad de agua que sobre".