Un avión descarga en una zona afectada por el incendio - ROBER SOLSONA
Llutxent

Emergencias espera que el fuego en Valencia no avance más tras afectar a 1.500 hectáreas

El incendio está perimetrado cuando se acercaba a Gandia y los trabajos de extinción aún serán lentos

VALENCIAActualizado:

El incendio declarado este lunes en el término municipal de Llutxent (Valencia) empieza a estar perimetrado por los efectivos que trabajan en las labores de extinción y se espera que ya no avance más, cuando se acercaba a una zona turística como Gandia. Su huella casi alcanza las 1.500 hectáreas, aunque no todas son de masa forestal ya que también se incluyen campos agrícolas sin uso y arbustos, según ha explicado a Europa Press el director de la Agencia de Emergencias y Seguridad de la Generalitat Valenciana, José María Ángel.

Así, ha precisado que si el viento y el grado de humedad "siguen funcionando como ahora, iremos avanzando en una resolución poco a poco pero muy efectiva". De hecho, ha dicho que el fuego "empieza a estar perimetrado" y esperan que la huella del incendio no avance aunque sí temen algún rebrote.

Como consecuencia del fuego, que obligó a evacuar este lunes a unas 2.500 personas de la zona de La Drova y dos urbanizaciones, permanecen afectadas dos carreteras provinciales: la CV-608, de Llutxent a Pinet, cortada a partir del punto kilométrico 3,500 y la CV-675, de Gandia a Simat, cortada, según la Diputación.

Durante la noche han estado trabajando en la extinción todos los operativos terrestres, casi 400 efectivos, y según ha subrayado Ángel, se ha contado con el "mejor aliado" en este caso: una evolución climatológica favorable con "casi nada de viento" y una carga de humedad "importante", que facilitó que pudieran avanzar los medios por tierra hasta que este martes a las 7.00 horas se han incorporado los aéreos, que están realizando un trabajo "coordinado" en "puntos calientes" para evitar reproducciones.

Efectivos de la Guardia Civil en una carretera cortada entre Barx y Gandia
Efectivos de la Guardia Civil en una carretera cortada entre Barx y Gandia - ROBER SOLSONA

A mediodía, según informa el 112 GVA, se encuentran trabajando en el lugar, con relevos sucesivos, 600 efectivos terrestres y 22 aéreos. Entre ellos, por parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME), hay desplegados 264 militares, 70 vehículos y dos helicópteros que trabajarán en dos turnos. Ángel ha destacado la predisposición del Gobierno central en el envío de estos efectivos, y ha subrayado que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pidió la incorporación de la UME este mismo lunes.

Según ha explicado Ángel, las tareas de extinción están evolucionado de forma "muy lenta", ya que se trata de lugares "inhóspitos", con una topografía "compleja" con desniveles de hasta 400 metros en algún lugar, y que hacen "impracticable" poder usar los operativos terrestres en estos puntos, ha dicho.

Con los medios aéreos, se está refrescando el terreno con las descargas y también con retardante "para posibilitar mejores capacidades de los operativos terrestres".

Noche de 560 rayos

En cuanto a las causas, dado que el domingo por la tarde se registraron grandes tormentas con carga eléctrica, ve como "posible" que un rayo o relámpago esté en el origen del fuego, al igual que en el caso de los once incendios declarados este lunes por la tarde en la provincia de Valencia, algunos de ellos también de "virulencia", aunque el viento o la climatología, junto con la pericia de los bomberos, ayudaron al control.

De hecho, según informa la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su cuenta de Twitter, unos 560 descargas procedentes de rayos se registraron este martes dentro del territorio de la Comunitat Valenciana, con tormentas de madrugada y por la tarde noche.

En la zona, de acuerdo con Aemet, durante el año hidrológico, desde el 1 de octubre de 2017, ha llovido muy poco, aproximadamente la mitad de lo que suele ser normal. En la estación meteorológica de Llutxent se han registrado 281,3 l/m2, cuando lo normal son 539,7 entre octubre y julio, según explica.

En el momento del incendio, se registró en la estación cercana de Barx una temperatura máxima de 36,2ºC a las 17.50 horas, y la noche ha sido cálida, con una mínima de 21.1ºC.