El nuevo carburante ya es una constante en las estaciones de servicio. Fotos: Israel García

La eliminación de la gasolina con plomo ha afectado a cerca de 400.000 vehículos en toda la Comunidad

Unos 400.000 automóviles de la Comunidad se han visto afectados por la desaparición de la gasolina súper, que desde el pasado uno de agosto fue reemplazada por un nuevo combustible que emplea el potasio en lugar del plomo. Las dudas en las gasolineras y el desconocimiento de los usuarios han propiciado numerosas anécdotas los primeros días de «cambio».

VALENCIA. A. Caparrós
Actualizado:

Los empleados de las gasolineras se han convertido en la principal fuente de información a los propietarios de los 400.000 vehículos de la Comunidad que se han visto afectados por la eliminación de la gasolina con plomo, según una estimación no oficial de los técnicos de la Conselleria de Industria. Según estas mismas fuentes, «no existen listados oficiales, pero según los datos nacionales se puede extrapolar ese número de vehículos en la Comunidad».

No obstante, ABC pudo constatar cómo tres de los principales operadores de gasolina (Repsol-YPF, BP y Shell) han cambiado el nombre del producto y han instalado rótulos en las estaciones de servicio para anunciar la nueva gasolina que sustituye el plomo por el potasio. Además, han editado unos boletines para que el consumidor esté convenientemente informado.

DUDAS DE LOS USUARIOS

Pese a ello, los consumidores prefieren que sean los empleados los que aclaren sus dudas personalmente. «Preguntan si le va a pasar algo a su motor o si se mantiene el precio anterior», comenta el encargado de una estación de servicio de BP.

Un empleado de Repsol-YPF explica que «muchos relacionan la gasolina que no contiene plomo con el catalizador». Sin embargo, pese a la confusión inicial, los consumidores del nuevo combustible «han ido poco a poco conociéndola» y «cada vez preguntan menos». Sin embargo, «los primeros días muchos llegaban a repostar y no se habían enterado de que se había prohibido la venta de gasolina con plomo».

Cabe recordar que los vehículos fabricados en los últimos nueve o diez años -según marcas algunos años más-, ya estaban preparados para utilizar gasolina sin plomo. Muchos de sus propietarios, sin embargo, lo desconocían y durante años habían utilizado la tradicional gasolina super 97. «Ahora, con la eliminación de la gasolina con plomo, muchos de ellos se han dado cuenta de que podían utilizar combustible sin plomo cuando han llamado a las diferentes marcas», según nos comenta un empleado de una estación de servicio de la compañía Shell.

LISTADO DE VEHÍCULOS

En las estaciones de Repsol los empleados disponen de un listado completo en el que figuran los vehículos que admiten gasolina sin plomo y aquellos que no. Mediante este listado los empleados ofrecen la información de primera mano a los usuarios que lo requieren.