José María Llanos y Santiago Abascal, en Valencia en una imagen de archivo - ABC

Elecciones generales 2019Largas colas en la calle tres horas antes del mitin de Vox hoy en Valencia con Santiago Abascal

Lea aquí la crónica del mitin de Vox en Valencia

VALENCIAActualizado:

Vox ha pasado de ser un partido residual a protagonizar los actos de mayor afluencia de la campaña de las elecciones generales y autonómicas valencianas en apenas cuatro años. Este jueves, la formación celebra un mitin con Santiago Abascal en la capital del Turia al que se está prevista la asistencia de 10.000 fieles. El triple de los votantes que obtuvo Vox en la ciudad de Valencia en las elecciones municipales de 2015. Entonces, la formación cosechó 3.293 sufragios (el 0,8 por ciento) y quedó situada como la novena fuerza política por detrás de partidos como el Pacma o UPyD y empatada con partidos como Som Valencians.

A falta de tres horas para el comienzo del mitin de Abascal ya se habían formado largas colas para acceder al Museo Príncipe Felipe de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

En su llamamiento al mitin de esta tarde y al cierre de campaña del viernes en la madrileña plaza de Colón, el propio Abascal sostiene que «el alma de España se ha despertado para defender su unidad, su libertad y su independencia».

En la actualidad las encuestas dan por hecho que obtendrá representación en el Ayuntamiento con la lista encabezada por el abogado José Gosálbez y podría tener la llave de la gobernabilidad en Valencia. Para eso habrá que esperar a las elecciones municipales del 26 de mayo.

Antes, en cuestión de cuatro días, se celebran unos comicios generales y autonómicos en los que Vox está convencido de pulverizar los pronósticos que arrojan las encuestas. Para ello, esgrimen la capacidad de movilización exhibida durante la campaña en localidades como Alicante, Murcia o Las Rozas y que este jueves pretenden escenificar en el Museo Príncipe Felipe. Vox ha preparado a Abascal uno de los mítines más multitudinarios de la campaña. Ha dispuesto un aforo para 8.000 personas, pero la previsión es que desborden la capacidad del recinto a tenor de los últimos precedentes.

Vox concurre a las elecciones autonómicas con el profesor de Derecho José María Llanos como cabeza de lista a la Generalitat. El actual presidente provincial del partido relevó a Cristina Seguí en 2014. La comentarista política había sido una de las fundadoras de Vox junto a Santiago Abascal y Juan Antonio Ortega Lara pero dejó la militancia por sus discrepancias con la dirección.

Desde entonces, Llanos ha llevado las riendas de un partido que en las elecciones autonómicas de 2015 solo logró 10.184 votos en toda la Comunidad Valenciana. Casi el mismo número de personas que está previsto que asistan al mitin de este jueves en Valencia.

Todas las encuestas, incluída la del CIS, dan por hecho que rebasará de sobra el cinco por ciento de los votos (hace cuatro se quedó en el 0,41%) y logrará representación en las Cortes Valencianas.

Al margen de Abascal y Llanos, el mitin de este jueves contará con la intervención de Juan Ignacio Gil-Lázaro, el exdiputado del PP que concurre como cabeza de lista de Vox al Congreso por la provincia de Valencia. En las últimas elecciones generales (junio de 2016), el partido logró 6.055 votos en toda la Comunidad Valenciana y no logró representación. La encuesta de GAD3 para ABC pronostica que Vox logrará tres diputados por la Comunidad Valenciana (uno por cada provincia).

Vox ha pasado, pues, de una formación testimonial a representar uno de los principales actores del tablero político español y valenciano. La eclosión del soberanismo catalán, el desencanto de una parte del electorado tradicional del Partido Popular y el resultado cosechado en los comicios en Andalucía son tres de los factores que explican en parte la evolución de Vox, para cuyos dirigentes «más que un partido es un movimiento social» agrupado en torno a los principios de «unidad, libertad e independencia» que proclama Abascal.

De hecho, explican que hay gente que les para por la calle para «pedirles fotos y darles ánimos». Sin un programa específico para la Comunidad Valenciana, sin participar en los debates electorales y con unos candidatos desconocidos para el gran público, Vox quiere que los recintos llenos de sus mítines se conviertan en urnas llenas de votos con sus papeletas el próximo domingo.