Imagen de Fernando Giner tomada durante la entrevista concedida a ABC
Imagen de Fernando Giner tomada durante la entrevista concedida a ABC - MIKEL PONCE

Elecciones 26MFernando Giner: «El centro soy yo»

El candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Valencia critica que el mayor error de Ribó ha sido su sectarismo y asegura que se siente arropado por Albert Rivera

VALENCIAActualizado:

Fernando Giner se ve con serias posibilidades de adelantar al PP en número de votos el próximo domingo y de poder ser alcalde de Valencia. Candidato de Ciudadanos y portavoz durante los últimos cuatro años, compara la política municipal con su etapa en Casa Caridad por ser la vía directa para ayudar a la gente. Se reivindica como el centro político y considera adecuada su visibilidad en campaña.

¿Qué medidas de choque ve necesarias en caso de acceder a la alcaldía?

La primera será un plan de limpieza en los meses de julio y agosto para adecentar la ciudad. El importe lo tengo calculado en 500.000 euros, que coincide con las subvenciones que ha dado Ribó a las entidades pancatalanistas y que suprimiremos. A continuación, para septiembre-octubre, me gustaría que estuviese en marcha el cheque escolar universal de 0 a 3 años. Ya existe y se trataría de ampliarlo. Quiero que sea de 200 euros como mínimo. En 2020 pretendo tener un plan de movilidad actualizado y poner en marcha uno de asistencia a domicilio de las personas mayores. Para ese mismo año ningún valenciano tendrá que esperar más de 10 minutos a los buses de la EMT en las zonas puntas. Y bajaremos los impuestos.

¿Cómo reajustarán las cuentas con menos ingresos?

Todo eso me supone 70 millones de euros incluyendo la bajada de impuestos. Coincide con el importe que todos los años ha dejado de ejecutar Ribó. Es el remanente que tiene el Ayuntamiento. Pero aun así tenemos que hacer una auditoría de costes, poner en cuarentena a las fundaciones para que no sean un centro de contratación de amiguetes y ser más rentables a la hora de ofrecer los servicios.

¿Qué áreas consideraría preferentes Ciudadanos en un Gobierno compartido?

Sólo me planteo en estos momentos ganar.

¿Pero en el caso de que lo hiciera y fuera alcalde no tendría preferencias?

Aún no se ha jugado el partido y ya me pregunta quién tira los penaltis.

Le pregunto por si le gustaría gestionar algún área más que otra para implantar sus políticas.

Lo que no voy a ser es el espejo del tripartito que hemos tenido. Esto no puede ser un reparto de poder bajo ningún concepto, si no estaríamos engañando a los ciudadanos. Yo me presento con un proyecto y lo que quiero escuchar es que lo respetamos. A partir de ahí hablaremos.

El PP sí que manifiesta prioridades. María José Catalá entiende como claves el área económica, la de urbanismo, la de cultura festiva...

A Catalá sólo le digo una cosa. Que no puede dar subvenciones a Escola Valenciana como hizo cuando era consellera ni abonar el terreno para los procesos de inmersión lingüística que ahora está poniendo en marcha Marzà.

Imagen de Fernando Giner tomada durante la entrevista concedida a ABC
Imagen de Fernando Giner tomada durante la entrevista concedida a ABC - MIKEL PONCE

Hablemos de movilidad para variar. ¿Qué quiere hacer?

Lo primero es tener un transporte público pluscuamperfecto. Y para eso la frecuencia no puede superar los 10 minutos de espera ni que haya paradas sin marquesinas o inaccesibles. He estado con la pierna coja y he subido al autobús y hay mucha falta de concienciación. Apostamos por ampliación de las aceras para dar prioridad al peatón y a los vehículos de movilidad reducida. Hay que elaborar un plan de movilidad actualizado donde se contemplen las nuevas formas de desplazamiento como el patinete y el «carsharing». Además, ha de haber cargadores eléctricos para los coches. Por cierto, ahora resulta que el tripartito que no ha tenido narices de plantarle cara a Grezzi en cuatro años está poniendo en jaque esta campaña los carriles bici. Celebro que al menos esta semana, que él no está, rectifiquen.

¿Y en cuanto a la peatonalización?

Lo que tengo claro es que el centro no puede ser un atajo. Si tú por ejemplo quieres ir desde el Parterre hasta Fnac, la calle de la Paz y la plaza del Ayuntamiento no es un lugar de paso. La zona entre la Paz y Colón ha de ser un acceso para todas las personas que viven o trabajan ahí.

¿Cuál considera que ha sido el mayor error de Ribó?

El sectarismo. En 2015 los ciudadanos pedían un cambio por la forma en la que dejó el PP Valencia. Y Ribó no se ha preocupado en cumplirlo, sino en hacer la ciudad a su ideología, que es de 1937. Él ha intentado introducirnos una tradición como las Magas que no tiene nada de tradición y sólo se hizo una vez en la historia. Y, sin embargo, ha ignorado la de San Vicente. No me quiero imaginar cómo será Valencia si siguen cuatro años más.

¿Cambiaría en algo la esctructura de la gestión de las Fallas?

Creo que hay que crear una vicepresidencia de la Juventud para que este sector tengan voz y voto en las fiestas. Las Fallas tienen que depender del Ayuntamiento y la organización hay que dejársela a los falleros.

¿Dependiente de la concejalía?

Sí, de la concejalía de Fiestas y Tradiciones valencianas. Ahí se incluyen las Fallas, la Semana Santa Marinera, Moros y Cristianos, preparar la coronación de la Virgen para 2023, las fiestas de los barrios... la idea es revalencianizar Valencia.

Si echa la vista atrás a hace cuatro años cuando entró al Ayuntamiento, ¿cómo se ve ahora en comparación?

Con la combinación perfecta para ser alcalde. Es el 25 + 4. 25 años de gestión privada y 4 en la Administración Pública conociendo la ciudad. Yo aún recuerdo cuando he tenido que pedir un crédito para abrir un negocio, hay otros que llevan toda su vida dedicados a la política.

¿No hay nada que le haya decepcionado de entrar en política?

Realmente el municipalismo me ha resultado apasionante. No me imaginaba que se pudiera influir tanto en la vida de las personas. El Ayuntamiento es el verdadero centro para hacer más feliz a la gente. Es lo más parecido que he visto a la Casa de la Caridad. Me he encontrado con una realidad muy distinta. Cuando era empresario y sacábamos un produto de calidad la gente me felicitaba. Ahora me dan las gracias por escucharles o por intentar ayudarles. Es muy exigente porque supone una dedicación de 24 horas pero es lo que llena de verdad.

¿Cómo valoraría que Vox finalmente no entrara en el Ayuntamiento y con ello se eliminara toda posibilidad de formar un gobierno a la andaluza?

Ya se lo he comentado. Yo salgo a ganar y a defender un proyecto.

Sí, pero los cálculos de pactos son los que son.

Mi objetivo es ganar el domingo.

Pero tendría que pactar igualmente.

Mi aspiración es tener el mayor número de concejales porque creo que es posible.

MIKEL PONCE
MIKEL PONCE

No le insisto más. ¿Quién es más de centro, María José Catalá o usted?

El centro soy yo. El político y el social. Quiero crear riqueza y distribuirla. Y creo que he dado muestras de apoyar lo que creía correcto en política social.

¿Cuáles son sus planes de futuro? ¿Tiene alguna fecha límite de decicación a la política?

No, pero sé que es temporal. Si no estaría cometiendo el error que critico.

¿La gente percibe el trabajo que están haciendo o pesa más el arrastre de la marca nacional?

La marca es importante y no cabe duda. Pero la gente sí lo percibe y nos anima.

¿Considera que ha tenido suficiente visibilidad en campaña cuando no ha participado en ningún acto con Albert Rivera en Valencia?

Hoy (por ayer) viene Inés Arrimadas y la aperturo yo. Es lo normal porque las otras eran elecciones autonómicas.

Todos los líderes nacionales que vinieron estuvieron acompañados en sus actos por los candidatos a la alcaldía de Valencia.

He escuchado ya dos o otres veces a Albert en medios nacionales decir que tengo que ser alcalde de Valencia. No puedo pedir más respaldo de mi presidente y estoy encantado.

¿Tiene alguna aspiración orgánica después de haber sido portavoz autonómico?

Lo que me gusta es el trato con los ciudadanos. Y a través de ese cargo he podido mantener el contacto con los afiliados, que se han dejado la piel por el proyecto.

¿Cómo ha vivido los momentos convulsos en el grupo municipal, por ejemplo con la marcha de dos concejales?

Siempre estando convencido de que estaba haciendo lo que tenía que hacer, que era mantener a Ciudadanos en el centro político. Ahí es cuando se demuestra que el proyecto es claro y que no puede tener vaivenes.

¿Y entiende que alguien se haya podido sentir defraudado?

Eso pasa en todos los sitios y lo que no puede cambiar es el proyecto. Si a alguien no le gusta hace muy bien en irse.

¿Está contento con su lista? ¿Cómo valora el que se vendió desde hace tiempo como «fichaje estrella» de Rocío Gil? ¿Participó en la idea de ficharla?

He participado en toda la lista y es la mejor de todas. Tengo un proyecto, después hice la estructura y luego he cogido a gente para las áreas más importantes. Entre ellas Juventud, a la que viene Rocío; Narciso Estellés a calidad de vida y movilidad sostenible; Rafael Pardo a trabajadores autónomos; Amparo Picó a Fiestas y Tradiciones; y Javier Copovi a Familia y Bienestar Social.