Imagen de María José Catalá tomada el pasado domingo
Imagen de María José Catalá tomada el pasado domingo - ABC

Elecciones 26MLa estrategia interna del PP de Valencia ante las municipales: «Votar a Vox es votar a Ribó»

La candidata popular insta a la militancia a explicar en la calle que «probablemente Ciudadanos apoyará a Pedro Sánchez y pactará con el PSOE en Valencia»

VALENCIAActualizado:

«Votar a Vox es votar a Joan Ribó». La candidata del Partido Popular a la Alcaldía de Valencia, María José Catalá, ha marcado la estrategia que debe seguir su formación ante las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. En un mensaje dirigido a apoderados, interventores y militantes en general para agradecerles su trabajo en la jornada electoral de las autonómicas del pasado domingo, Catalá lanza un mensaje de ánimo: «Los números muestran que estamos más cerca que nunca de echar a Ribó».

La cabeza de lista de los populares saca números con los resultados de las generales y las autonómicas en la ciudad de Valencia y concluye que «el centro derecha suma más votos que las izquierdas, y eso es una buena noticia».

Catalá, que este martes posará junto a toda su candidatura en la foto oficial de campaña, pide a sus compañeros del PP hacer una «reflexión sobre los resultados» pero recalca que «votar a Vox no suma, sino que divide». Por lo tanto, insta a «salir a la calle para explicarle a la gente que votar a Vox es votar a Ribó». La candidata del PP considera también que «votar a Ciudadanos es hacerlo por quien probablemente pacte con Pedro Sánchez para el Gobierno y no tenga ningún reparo en hacerlo con el PSOE aquí también».

El PP ha calificado las elecciones del 26 de mayo como una «segunda vuelta» tras la cita de las generales y autonómicas del pasado domingo.

Una extrapolación de los resultados obtenidos por estas formaciones en la capital del Turia en las elecciones autonómicas del pasado domingo vaticina que la pugna por arrebatar la Alcaldía del bloque de izquierdas que forman Compromís, PSPV y Podemos no solo será ajustada, sino que el objetivo resulta factible.

A día de hoy, de hecho, ambos bloques estarían empatados. En el Ayuntamiento de Valencia hay 33 concejales. El objetivo pasa por sumar diecisiete ediles. De acuerdo con el resultado de las autonómicas en la ciudad, Compromís y el PSPV-PSOE van en cabeza, con el 20,88 y el 19,68 por ciento de los apoyos respectivamente. Sin embargo, le siguen de cerca Ciudadanos (18,93%) y el PP (18,37%), que cae de la primera a la cuarta posición. Vox también lograría obtener representación por primera vez en la historia en el Ayuntamiento de Valencia. En las autonómicas del pasado domingo cosechó el 10,69 por ciento de los apoyos. Unides Podem, por último, se quedó en el 6,93%.

Históricamente, en la ciudad de Valencia los resultados de las autonómicas han sido muy similares a los de las municipales, con una variación mínima de apenas dos puntos. Una circunstancia que convierte los resultados del 28 de abril en el mejor sondeo para establecer una radiografía de las posibilidades de los partidos, pero no el único.

De hecho, trasladados a concejales, los resultados de las autonómicas se asemejan a los pronósticos de algunas encuestas que manejan formaciones como Ciudadanos. Este lunes, el candidato a la Alcaldía de la formación naranja, Fernando Giner, recalcaba sus opciones de arrebatar la vara de mando a Joan Ribó.

Compromís ganaría las elecciones pero bajaría a siete concejales, en contra de lo que sostienen sus encuestas. El PSPV-PSOE también se anotaría siete. La socialista Sandra Gómez subiría aprovechando el viento a favor de las siglas del puño y la rosa constatado en las generales y las autonómicas. Podemos, ahora de la mano de Esquerra Unida, pasaría a contar con dos ediles. Es decir, con estos resultados, la izquierda no podría revalidar el pacto de gobierno y perdería el poder en el Ayuntamiento de Valencia .

En el bloque de a derecha, Ciudadanos cobra ventaja y suma siete ediles, según la extrapolación del resultado en las autonómicas y los sondeos que maneja Fernando Giner, quien podría ser el próximo alcalde de Valencia. Para ello, debería sumar fuerzas con el PP, que pasa a la cuarta posición y sumaría seis concejales con la exconsellera María José Catalá como candidata. Vox, que presenta de cabeza de cartel al abogado José Gosálbez, entraría con fuerza en el Consistorio con los cuatro concejales que sumados a los del PP y Ciudadanos alcanzarían los diecisiete necesarios para enviar a Ribó a la oposición. Un objetivo compartido por las tres formaciones.