El dinamismo de la Comunidad lleva a Ryanair a crear dos bases en la región

La compañía aérea de bajo coste Ryanair, la mayor aerolínea europea de tarifas bajas, se ha fijado en la Comunidad como mercado en el que resarcirse de los contratiempos sufridos en Italia, donde

D. MARTÍNEZ/B. NICASIO. ALICANTE/VALENCIA.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La compañía aérea de bajo coste Ryanair, la mayor aerolínea europea de tarifas bajas, se ha fijado en la Comunidad como mercado en el que resarcirse de los contratiempos sufridos en Italia, donde probablemente se vea obligada a reducir su volumen de vuelos a Roma por imperativo del Ente Nacional de la Aviación Civil (Enac).

Mientras la compañía irlandesa amaga con dejar de volar a la capital italiana, el dinamismo económico de la Comunidad Valenciana y su atractivo como destino turístico han llevado a Ryanair a apostar por sus dos principales aeropuertos para albergar sendas bases de operaciones.

Así lo anunció ayer el consejero delegado de la aerolínea, Michael O´Leary, en una rueda de prensa convocada en el aeródromo alicantino de El Altet. Ryanair invertirá cerca de 300 millones de euros para instalarse en la terminal alicantina y en el aeropuerto valenciano de Manises, con la creación de una veintena de nuevas líneas regulares a las principales ciudades europeas, que entrarán en funcionamiento en los próximos meses.

Tanto Alicante como Valencia formaban parte ya del circuito de vuelos de Ryanair, pero desde noviembre serán su vigésimo primera y vigésimo segunda bases, respectivamente. Para ello, la aerolínea invertirá 140 millones de euros en cada terminal, con objeto de adquirir dos aeronaves para cada una.

1.500 empleos

La base alicantina comenzará su andadura dentro de dos meses con un total de 17 rutas, dado que a las seis ya existentes se sumarán once de nueva creación, según anunció O´Leary. En el caso de la valenciana, las diez ya existentes se ampliarán hasta veintiuna.

El consejero delegado de Ryanair estimó que el tráfico de pasajeros se verá incrementado hasta el millón y medio de personas en cada caso gracias a las nuevas rutas, mientras el establecimiento de dos bases en la Comunidad sostendrá aproximadamente 1.500 empleos -directos e indirectos- en la región. Asimismo, sólo en Valencia se calcula un impacto económico de 200 millones de euros.

O´Leary rechazó que la proximidad de las dos bases pueda resultar contraproducente para la aerolínea irlandesa, al considerar que tanto Alicante como Valencia son «suficientemente fuertes» y tienen «suficiente demanda» como para funcionar «perfectamente» sin restarse tráfico. De hecho, según el consejero delegado de la compañía, la Comunidad será «clave» en sus planes de expansión en España, con los que pretende convertirse en la segunda aerolínea tras Iberia en «cuatro o cinco años».

No obstante, las dos terminales valencianas sí compartirán algunos de los principales destinos europeos que formarán parte de las nuevas rutas de Ryanair, que también medita establecer conexiones entre la Comunidad y las principales ciudades españolas en un futuro próximo.

Vuelos diarios

Desde Alicante, Ryanair volará regularmente, entre otros destinos, a Basilea, Bruselas, Gotemburgo, Maastrich, Milán o París, con una frecuencia que oscila entre los vuelos diarios y los tres semanales. Estas conexiones se suman a las existentes con Dublin, Dusseldorf, Liverpool, Londres, Pisa y Estocolmo. En Valencia, destinos como Bolonia, Eindhoven, Malta, Oporto o Santiago de Compostela, entre otros, se sumarán a las diez rutas que desde 2004 unían Manises con ciudades como Dublín, Frankfurt, Milán, Pisa o Roma.