Imagen de archivo de un cárcel de la Comunidad Valenciana
Imagen de archivo de un cárcel de la Comunidad Valenciana - ABC
Sucesos

Detectan un repunte de la entrada de droga en las cárceles oculta en las vaginas de mujeres en los vis a vis

La Audiencia de Alicante celebra dos juicios la semana que viene por la introducción de estupefacientes escondidos en los genitales femeninos en prisiones de la provincia

ALICANTEActualizado:

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los funcionarios de prisiones han detectado un repunte de la entrada de droga en las cárceles españolas a través de mujeres que se introducen las sustancias estupefacientes en la vagina con el objetivo de hacerlas llegar a los reos aprovechando los vis a vis.

Al respecto, la la sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante tiene señalados dos juicios contra otras tantas mujeres que emplearon este método para ocultar en sus genitales la droga en sus visitas a la cárcel. En ambos casos fueron detenidas.

Para una de ellas la Fiscalía solicita provisionalmente cuatro años de cárcel por un delito contra la salud pública. El Ministerio Público acusa a la mujer de intentar introducir en la cárcel de Villena, durante un vis a vis con un interno el 21 de junio de 2016, 47 gramos de hachís y cinco de heroína que llevaba ocultos en un preservativo dentro de su vagina.

De acuerdo con la información suministrada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), la acusada fue sorprendida por los funcionarios de este centro penitenciario durante un cacheo. La acusación pública sostiene que esta droga iba a ser destinada al consumo de terceros dentro de la cárcel para «obtener un enriquecimiento ilícito».

Ese mismo día la sección tercera de la Audiencia de Alicante juzgará a otra mujer acusada de intentar entregar a su hijo, interno en un módulo de la cárcel de Fontcalent, pequeñas cantidades de heroína, cocaína y hachís que llevaba ocultas en sus genitales, dentro de un preservativo, y fueron intervenidas por los funcionarios del centro. Según informa el TSJCV, los hechos ocurrieron el 12 de diciembre de 2017 y la Fiscalía solicita inicialmente para la acusada tres años y medio de prisión por un delito contra la salud pública.