Imagen del vehículo interceptado por la Policía Nacional
Imagen del vehículo interceptado por la Policía Nacional - ABC
Valencia

Descubren más de cinco kilos de cocaína ocultos en los pilotos traseros de un coche

La Policía localizó a los detenidos mientras circulaban en dos vehículos por una autovía y uno de ellos protagonizó una huida a gran velocidad

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres, de 27 y 41 años, de origen español, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, tras intervenirles más de cinco kilos de cocaína y cerca de 3.000 euros en metálico, entre otros efectos.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes de que una persona pudiera estar distribuyendo cocaína en Alzira en dosis no superiores a 100 gramos, por lo que tras diversos meses de investigación fue localizada ya que al parecer había establecido un punto de distribución en Ontinyent, así como en Alzira, Xátiva y otras localidades cercanas.

Fruto de las investigaciones, en la madrugada del miércoles, los policías localizaron al sospechoso circulando en un vehículo en la autovía que une las localidades de Xátiva y Ontinyent, seguido a escasa distancia de otro vehículo, por lo que al parar a uno de ellos en Aielo de Malferit y al percatarse el otro de la acción, emprendió la huida a gran velocidad, siendo detenido en Ontinyent cuando se disponía a abandonar el coche.

Los policías intervinieron cinco kilos de al parecer cocaína que iban ocultos en dos caletas ubicadas tras los pilotos traseros con cierre hidráulico del vehículo interceptado en Aielo de Malferit, mientras que en el coche de Ontinyent se incautó un envoltorio con unos 489 gramos de al parecer cocaína que llevaba oculto tras el panel de la puerta derecha.

Los agentes intervinieron a los sospechosos, además de la sustancia estupefaciente y los dos vehículos, 2.989 euros en metálico, dos básculas de precisión y dos teléfonos móviles. Los detenidos, ambos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.