Desconfianza interbancaria

LO expertos siempre han dicho que para que la economía vaya bien, es necesario que exista estabilidad y confianza. Cuando hay dudas respecto a lo que pasa o a los motivos que han dado lugar a

POR JORGE FEO
Actualizado:

LO expertos siempre han dicho que para que la economía vaya bien, es necesario que exista estabilidad y confianza. Cuando hay dudas respecto a lo que pasa o a los motivos que han dado lugar a determinadas situaciones, el dinero que es muy temeroso, huye de esos lugares y trata de refugiarse en otros, quizás menos rentables, pero también menos inestables. La inestabilidad que la crisis de las hipotecas de riesgo en EE.UU. ha generado en las instituciones financieras, ha tenido una repercusión más allá del ámbito geográfico de los EE.UU. Hasta tal punto es importante la confianza para el sistema económico, que periódicamente se mide el grado de confianza del consumidor. Este mes de agosto dicho indicador ha descendido, pero aún siendo grave este dato, hay otros que quizás lo son más.

Si analizamos más allá del tema numérico el hecho de que esta misma semana los intereses de los préstamos a tres meses entre instituciones bancarias europeas supera el Euribor, es fácil llegar a la conclusión de que lo que está pasando, y eso sí que es grave, es que ni las propias instituciones financieras se fían ya unas de otras, pues ninguna sabe con exactitud, o lo que es peor, no se fía de lo que declaran las demás, respecto hasta qué punto les va a afectar la crisis de las hipotecas de alto riesgo en EE.UU.

Si los bancos no se fían entre ellos, ¿cómo quieren que los ciudadanos nos fiemos de ellos o de la situación económica?