Cartel reivindicativo de la difusión mediática en catalán, utilizado por la ONG que ha denuncido este caso
Cartel reivindicativo de la difusión mediática en catalán, utilizado por la ONG que ha denuncido este caso - ABC
QUEJA DE LA «ONG DEL CATALÀ»

Denuncian que les echaron de un hotel por hablar valenciano y la dueña dice que por fumar porros

«Tienen que aprender valenciano para seguir aquí», asegura la hostelera que les dijeron los clientes

ALICANTEActualizado:

¿Por hablar en valenciano o por fumar marihuana? Una ONG ha denunciado públicamente que un hotel de Dénia obligó a un grupo de seis jóvenes a abandonar el establecimiento porque hablaban en lengua valenciana, versión que la dueña ha desmentido al explicar que se les echó "por fumar porros".

Según un comunicado de la Plataforma per la Llengua. l'ONG del Catalá, durante la noche del pasado 25 de agosto el propietario del hotel el Bichet del Poblets, en la zona de Les Marines, expulsó del lugar a los jóvenes "por estar hablando valenciano".

Ha señalado que los afectados han presentado una queja en la Oficina Municipal del Consumidor y que también han incluido que el dueño negó la hoja de reclamaciones, pese a la obligación de facilitarla.

La ONG indica que el dueño del hotel, del que informa que es "de origen madrileño", se dirigió al grupo con la frase "están en España, esta es mi casa y se habla español".

Piden que intervenga el Consell

Esta ONG, que trabaja para promover la lengua catalana como herramienta de cohesión social, pide a la Generalitat Valenciana que intervenga en este caso que considera discriminatorio con el argumento de "cualquier ciudadano tiene derecho, siempre, a comunicarse en la lengua propia".

Por su parte, la mujer del dueño del establecimiento ha afirmado a Efe que es "mentira" que echaran a los jóvenes por hablar valenciano y ha asegurado que les pidieron que se fueran porque "estaban fumando porros".

"Les dijimos que no podían fumar", ha continuado la propietaria, quien ha explicado que ni ella ni su marido hablan valenciano pero que en ningún caso discriminan esta lengua.

Por el contrario, ha afirmado que los jóvenes se mostraron poco educados y contrariados por no poder seguir fumando y que les dijeron que "tienen que aprender valenciano para seguir aquí".

La mujer ha señalado que hay testigos de lo ocurrido que corroboran su versión y ha agregado que ha puesto los hechos en manos de su abogado porque considera injusta la situación creada.