Cuatro procesados por la explosión de una furgoneta con material pirotécnico

ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE | VALENCIA
Actualizado:

La investigación judicial por las explosión de una furgoneta cargada con más de cien quilos de material pirotécnico que tuvo lugar el 16 de marzo de 2007 en la calle Azcárraga de Valencia se ha cerrado con el procesamiento de cuatro personas por un presunto delito de lesiones por imprudencia y daños.

El Juzgado de Instrucción número 17 ha dictado un auto de incoación de procedimiento abreviado, -equivalente al auto de procesamiento-, en el que señala como responsables penales del accidente pirotécnico a cuatro personas: el presidente de la Falla Azcárraga-Fernando El Católico; el responsable de la empresa pirotécnica «Quiles S. L.» de Turís, contratada por la falla para disparar una «mascletà» china; el trabajador encargado de supervisar el traslado y montar la mascletà y el conductor de la furgoneta siniestrada. La juez, además, pide responsabilidades a las compañías aseguradoras.

La explosión causó 17 heridos leves e importantes daños materiales en el edificio ante el que estaba estacionada la furgoneta. Las consecuencias pudieron ser mucho peores porque el accidente tuvo lugar cuando el Casal se preparaba para acoger una comida infantil. El conductor de la furgoneta y el pirotécnico que estaba montando la traca dieron la voz de alarma al percatarse del humo que salía del vehículo y de las explosiones que se estaban produciendo en el interior.

Según fuentes del Ministerio Público, el auto ha sido recurrido por los imputados y las compañías de seguros. Al menos 215 familias, cuyas viviendas, establecimientos o vehículos se vieron afectados por la onda expansiva, reclamaron el pago de indemnizaciones a la aseguradora de la pirotecnia.

El fiscal ha solicitado sendos informes periciales para determinar el alcance de las lesiones de los heridos y de los daños materiales.