Pla critica la imposición del trazado del AVE desde Madrid, que «parte la comarca de L´Horta Sud»

Rafael Rubio, candidato socialista a la alcaldía de Valencia, prometió, si llega a gobernar, que se realizará un túnel en la ciudad, en paralelo al del AVE, para cercanías

MANUEL CONEJOS
Actualizado:

VALENCIA. Joan Ignasi Pla analizó ayer las infraestructuras ferroviarias de la Comunidad Valenciana, que considera poco desarrolladas, aunque dejó claro que «el AVE es una buena forma para comunicar Madrid y Valencia, y nosotros lo queremos».

Otra circunstancia diferente es que «en octubre de 2002 Aznar aterrizara en Picassent para poner la primera traviesa del AVE y que al poco tiempo la quitaran. O que en vísperas de las elecciones de 1999 Eduardo Zaplana dijera públicamente que en 2003 estaríamos comunicados con Madrid por el AVE».

En la cola de los AVE

Estas dos muestras son para Pla el ejemplo de que los populares «no tienen credibilidad. Ni Eduardo Zaplana, ni Rita Barberá, han defendido los intereses de los valencianos. Mientras el AVE a la Comunidad Valenciana aún no es una realidad, se ha puesto el AVE a Valladolid, a Málaga y mañana (por hoy) Aznar colocará la primera traviesa del AVE a Toledo».

«Zaplana y Barberá se han sometido a lo que desde Madrid se les ha dicho y la sumisión ha llegado hasta a la hora de fijar el trazado», indicó Pla, quien aseguró que «si gobernamos, lucharemos para que no se rompa por el trazado del AVE una comarca como L´Horta Sud, una realidad económica, cultural y patrimonial de los valencianos».

El candidato socialista a la presidencia de la Generalitat Valenciana acusó al ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, de «no pensar en la gente de esa comarca. Desde el PP sólo han hecho propaganda e imagen».

«El colmo es que el candidato popular a la Generalitat se haya hecho una foto con un AVE detrás diciendo «el AVE ya está aquí». Qué credibilidad tiene poniéndose delante del AVE Madrid-Sevilla y diciendo a los valencianos que ya está aquí. Lo que tendría que suceder es que muchos fueran a la estación de Renfe y pidieran el billete del AVE Madrid-Valencia».

Además, Joan Ignasi Pla recordó que «el PP se olvida de cosas tan fundamentales como que el tren entre Alcoy y Valencia está sin hacer después de ocho años de su gobierno, o de que para venir desde Utiel hasta Valencia (80 kilómetros) el tren tarde casi dos horas, o desde Villarreal hasta Castellón (8 kilómetros) tarde una hora».

Por eso, el líder socialista prometió, si gana las elecciones, dar desde el Gobierno de la Generalitat «un fuerte impulso a la comunicación por ferrocarril, sobre todo de cercanías, y al tranvía en las áreas metropolitanas, porque se ha demostrado que es muy útil porque contamina menos y tiene paradas donde otros medios de transporte no pueden parar, a la vez que se frena el uso del transporte privado».

Por su parte, el candidato del PSPV a la alcaldía de Valencia, Rafael Rubio, comunicó que su grupo ha presentado las alegaciones a la operación de entrada del AVE a la ciudad, llamada Parque Central. «Las alegaciones han ido encaminadas a conseguir tres objetivos fundamentales. El primero, que el AVE tiene que ir en subterráneo para evitar la división de barrios como San Marcelino, San Isidro, La Torre, Camí Real o La Creu Coberta».

Otro túnel pasante en Valencia

Rubio exigió en segundo lugar que «se resuelva el problema con la red arterial ferroviaria, ya que el 92 por ciento de los usuarios viajan a través del servicio de cercanías y para ello debemos construir un túnel pasante en paralelo al AVE, que conecte la ciudad de Valencia con Castellón, Gandía y las localidades del área metropolitana».

Por último, Rafael Rubio marcó en 2.850 el límite de viviendas que se podrán construir en el nuevo Parque Central, «ya que es el máximo que reconoce la ficha del PGOU».