Los constitucionalistas apuestan por «cerrar» la organización territorial en la Carta Magna
El periodista Héctor González, que moderó el debate, los ponentes Andrés Boix, Carlos Flores, Joaquín Marco y Félix Crespo, el presidente del Fòrum José Morgan, el coordinador del acto, José Luis López Valenciano e Isaac Blasco, delegado de ABC en la Comunidad - rober solsona
valencia

Los constitucionalistas apuestan por «cerrar» la organización territorial en la Carta Magna

El Fòrum Persones i Societat Valenciana convoca una mesa de expertos para tratar la reforma de la Constitución

valencia Actualizado:

Con la llegada del final del año de celebración del Constitucionalismo español, son muchos los debates que quedan abiertos en torno a la reforma de la Carta Magna. Dentro de las actividades conmemorativas de la efeméride, el Fòrum Persones i Societat Valenciana celebró ayer, con la colaboración de ABC, una conferencia coloquio titulada «Recorrido y reforma de la Constitución», en la que diversas personalidades del ámbito jurídico analizaron esta posible modificación.

En la mesa de expertos se trataron diversos planteamientos acerca de la sucesión a la Corona o la organización territorial del Estado, la cual, según el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia (UV) Carlos Flores, «ha sido una constante fuente de problemas y debería fijarse definitivamente». Una posición que comparte el profesor de Derecho de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia Joaquín Marco, quien consideró que «tenemos un modelo autonómico insostenible al que nadie quiere renunciar, consecuencia de la prisa de intentar cerrar el proceso constituyente».

También tuvo cabida la cuestión de la representatividad, sobre la cual el profesor de Derecho Administrativo de la UV Andrés Boix, opinó que «la provincia tiene poco sentido como circunscripción electoral» y planteó aumentar los 350 diputados del Congreso a 400. Por su parte, el profesor de Derecho Constitucional de la UV Félix Crespo, abogó por que el Senado tuviera «ese papel preponderante que nunca ha tenido», con una mayor presencia del presidente del Gobierno en él.

El debate acerca de la modificación de la Carta Magna también incluyó temas plenamente actuales, como la Ley Hipotecaria. Para Boix, quien «denunció» junto al resto de expertos la actitud -en ocasiones- demasiado paternalista del Estado, «en España existen demasiados incentivos públicos destinados a la compra de viviendas y se deberían otorgar más para el alquiler».

En relación con los problemas actuales con los bancos, Crespo afirmó que la Constitución «no tiene la culpa de que todos nos hayamos vuelto locos firmando hipotecas, cuando, por ejemplo, la mora hipotecaria en España es sólo del tres por ciento».