Imagen de dos efectivos de la Policía Nacional
Imagen de dos efectivos de la Policía Nacional - JUAN CARLOS SOLER
Seguridad

Los consejos de la Policía Nacional para prevenir los robos durante las vacaciones

La «Operación Verano 2019» despliega un dispositivo de 3.200 efectivos para garantizar la seguridad de los habitantes y los turistas en Valencia

VALENCIAActualizado:

El «Plan de Verano Seguro» desplegado por la Policía Nacional en la Comunidad Valenciana para la prevención de robos en domicilios y combatir la delicuencia itinerante en la temporada estival contará este año un un dispositivo formado por más de 3.200 agentes durante los meses de julio y agosto.

Los agentes vigilarán las principales vías de comunicación, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas o cualquier zona de alta concentración turística, reforzando las medidas de seguridad en espectáculos y acontecimientos que supongan grandes concentraciones de personas.

La finalidad de los trescientos operativos especiales previstos, con el apoyo de las policías locales, pasa por garantizar la seguridad de los habitantes y de los turistas.

Estos dispositivos específicos para prevenir la delincuencia se realizan también durante Navidad, Fallas y Semana Santa, cuando los ciudadanos suelen marcharse de casa por viajes y vacaciones.

Ante este tipo de situaciones, el Cuerpo Nacional de Policía ha facilitado algunos consejos en relación a los «modus operandi» que utilizan los delincuentes con el objetivo de reducir los riesgos de sufir robos en los domicilios.

El comisario provincial de Valencia, Ignacio del Olmo, ha explicado al respecto que «muchos de los robos se evitarían si se cerrase la puerta con dos vueltas de llave». Por lo tanto, ha incidido en la importancia de generar hábitos que dificulten los propósitos de los ladrones.

Así, resulta fundamental no divulgar información con antelación en redes sociales sobre los viajes porque los delincuentes aprovechan esas ocasiones.

Los vecinos deben saber las fechas en las que la casa está vacía para que, en caso de que se produzca algún ruido, se alerten y llamen cuanto antes a la Policía.

El correo acumulado en el buzón también constituye un indicativo de que la casa está deshabitada en esos momentos. Por tanto, se recomienda pedirle a algún familiar que recoja las cartas con relativa frecuencia.

Los temporizadores automáticos de encendido y apagado de las luces también resultan útiles para simular que la casa está habitada, ya que la ausencia de iluminación durante varios días en una vivienda representa un método de identificación para los ladrones.

Métodos como el resbalón, bumpimg, impresioning, espadachín o fractura de bombillo, son el modus operandi de estos grupos delictivos. Por tanto, el cierre correcto de la puerta retrasa el procedimiento de robo y facilita que la Policía pueda acudir rápidamente.

Como medida preventiva, conviene llamar al 091 o al 112 si algún desconocido merodea por los portales o entornos para aportar descripciones y detalles de los sujetos y se pueda proceder a su localización.