Condenan a la mujer que pegó fuego al violador de su hija: «Ardió como una antorcha de pies a cabeza»

Actualizado:

J. M. IVORRA

ALICANTE. El Juzgado número 2 de Orihuela ha condenado a nueve años y medio de prisión a Carmen García Espinosa, la mujer pegó fuego al violador de su hija, Antonio Cosme Velasco, en Benejúzar (Alicante). Carmen García ha sido concenada por un delito de asesinato (el violador murió como consecuencia de las heridas sufridas), con el eximente de transtorno mental transitoria.

Los hechos sucedieron en junio de 2005. La acusada se encontraba en la parada del bus, cuando apareció el violador de su hija, en permiso carcelario y le dijo: «Buenos días señora, ¿qué tal su hija?». Según la sentencia, minutos después, la mujer se acercó a una gasolinera, con una botella de plástico de 1,5 litros, donde rellenó el recipiente de carburante y, acto seguido, se desplazó hasta el bar donde se encontraba el violador, Antonio Velasco, conocido como «El Pincelito». Allí, la mujer le roció de gasolina «prendiendo fuego con una cerilla que arrojó al suelo y produjo la combustión, comenzando a arder como una antorcha de pies a cabeza».

La sentencia comenta que la actuación de la acusada pudo deberse a los síntomas ansioso-depresivos que sufría desde la brutan violación de su hija.