El alcalde (centro) junto a la concejal tránsfuga (derecha) y el resto de su equipode gobierno
El alcalde (centro) junto a la concejal tránsfuga (derecha) y el resto de su equipode gobierno - ALBERTO FITO
Valencia

Condenada a devolver tres años de sueldo una tránsfuga que dio una Alcaldía a Compromís

La concejal expulsada de Ciudadanos aupó al nacionalista a obtener la vara de mando y el PP denunció la operación en Font de la Figuera

VALENCIAActualizado:

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) obliga a una concejal tránsfuga de Font de la Figuera (Valencia) a devolver tres años de salario otorgado por el alcalde de Compromís, a quien la edil aupó con su voto para conseguir la vara de mando.

Ahora, el fallo judicial anula los nombramientos decididos por el equipo de gobierno para esta concejal a la que “sorpresivamente” se le incrementaron sus competencias políticas y sus asignaciones económicas, las cuales tendrá que devolver, según ha informado este lunes el PP, que presentó la denuncia en este caso.

Según explican los populares, esta dotación de recursos económicos se produjo “a cambio de que la concejala no adscrita y expulsada de Ciutadans apoyara al alcalde de Compromís para poder acceder a la Alcaldía”.

El TSJCV resuelve así contra el recurso presentado por el Ayuntamiento de la Font de la Figuera y a favor del PP quien había denunciado que la concejal no adscrita María Purificación Lluch Sanz había gozado de unos derechos políticos y económicos “que no se ajustaban a la ley de Régimen local”. “Unos derechos y un salario que ha percibido durante tres años, algo vergonzoso”, ha señalado la portavoz popular, María José Penadés.

El PP ha tildado esta situación de “indignante, primero porque ese es el precio que le cuesta la vara de mando a Muñoz y lo mas vergonzoso es que le están pagando la defensa con el dinero de las arcas municipales”.

También ha criticado las formas de “mantener el sillón ya que supuestamente el Alcalde de la Font estaria incurriendo, supuestamente, en un delito de prevaricación porque ya fue advertido en por Juzgado de Primera instancia de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Valencia, sobre la ilegalidad con la que estaba incurriendo, y aun así, decidieron recurrir”.

Abogados gratis

“Ahora la Sra. Lluch, además de devolver lo que ha cobrado indebidamente, debería también pagar los gastos de abogados y procuradores ya que ella misma no quiso ir defenderse y prefirió que lo hiciera el Ayuntamiento para no tener que desembolsar ni un euro para su defensa”, ha explicado María José Penadés, Portavoz del Grupo Popular, la fuerza mayoritaria representada en el Ayuntamiento.

En este sentido, el TSJCV tilda de “realmente significativo” que la puesta a disposición de los votos de la trásfuga fueran para un adversario político del PP” porque, aunque la votación para la elección de Alcalde fue secreta, fue precisamente la votación de la concejal no adscrita la que inclinó el voto al actual alcalde según declaró ella misma a la prensa, connotación que se aportó como prueba de su “secreta votación” pero que ella misma se delato y fue utilizada como prueba de sus intenciones.

Según se desprende del fallo, “se produjo una quiebra de la disciplina de voto y la concejal puso el suyo a disposición de su adversario”, por lo que anula todos los nombramientos de la concejala aupada por Compromís y PSPV.

El TSJCV tilda de “realmene trascendente” que la concejal pasara a ostentar un incremento de sus derechos políticos y económicos de los cuales no disfrutaba con anterioridad justo después de producirse la votación y ratifica la primera sentencia que fue recurrida por el Ayuntamiento.

Así, la sentencia explica que el artículo 73 de la LBRL impide que los concejales no adscritos puedan percibir o beneficiarse de los recursos económicos y materiales pùestos a disposición de los grupos políticos.

El PP ha denunciado las formas en las que algunos partidos “quieren acceder a las alcaldías mediante pactos de despachos después de las elecciones”.

Con todo ello, el PP va a pedir un pleno extraordinario “para dar cuenta de la sentencia y pedir la dimisión de la no adscrita, Mª Purificación Lluch por todo el dolo ocasionado al ocupar cargos políticos y económicos indebidos y la dimisión del alcalde Vicent Muñoz de Compromís porque, a pesar de ser consciente de la magnitud de las consecuencias que podías causar sus Nombramientos por Decreto según Sentencia en 1ª Instacia, decidió recurrir al TSJCV con tal de recompensar a la transfuga con el beneplácito del PSPV de la Font de la Figuera que también tiene sus recompensas y beneficios.