Imagen de la playa del Espigón de Altea
Imagen de la playa del Espigón de Altea - JUAN CARLOS SOLER
Sociedad

Comunidad Valenciana: 135 playas de ensueño con bandera azul y cuatro cerradas al baño

La Generalitat plantea un plabn de choque con los ayuntamientos para detectar los «puntos negros» que producen los vertidos fecales

VALENCIAActualizado:

La Comunidad Valenciana es la región española con mayor número de banderas azules que distinguen la calidad de sus playas. En concreto, este verano cuenta con 135 galardones. Mientras en el conjunto de España se han perdido banderas azules, en la Comunidad Valenciana se ha incrementado en 2019 el número de distintivos que reconocen unas playas en ensueño.

Sin embargo, el cierre de algunos arenales en las últimas semanas en la provincia de Valencia ha dañado la imagen del junto de playas y ha alarmado al sector turístico, que al igual que la oposición, reclama explicaciones y soluciones urgentes.

Así, la Generalitat Valenciana está estudiando poner en marcha, con la colaboración de ayuntamientos, un plan para localizar "puntos negros" y llevar a cabo la instalación de redes de alcantarillado y conexiones a redes de depuración que eviten que se repitan episodios de cierres de playas como los sucedidos en las últimas semanas en la provincia de Valencia a causa de la presencia de la bacteria Escherichia coli por encima de los niveles permitidos.

Una playa de Puebla de Farnals (Valencia) ha sido cerrada este miércoles al baño por superar los niveles de bacterias fecales y se mantiene la prohibición para bañarse en dos playas de El Puig y una de Massamagrell.

Imagen de la playa de Les Palmeretes
Imagen de la playa de Les Palmeretes - EFE

Fuentes de la Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica han informado de que en las playas de El Puig y Massamagrell se mantiene el cierre "por precaución" y se analizan dos valores de control, y aunque uno de ellos ya se ha restablecido en el caso del otro "los resultados llegarán mañana" lo que, según indican, es el "protocolo habitual".

Las playas han sido cerradas porque, a consecuencia de las lluvias, la corriente ha arrastrado las bacterias a través de las acequias hasta el mar.

Más de 4.000 análisis en verano

Ante esta situación, el director general del Agua de la administración autonómica, Manuel Aldeguer, ha explicado que "hay una legislación que obliga a hacer analíticas que nos llevan a hacer unos 4.000 análisis a lo largo del verano". Cuando se encuentra "algo irregular" que indique que puede haber algún tipo de vertido se intensifica el muestreo y los ayuntamientos, muy preocupados por estos temas porque muchos cuentan con banderas azules, también realizan de nuevo la muestra, lo que hace que "sea más fácil detectar cualquier problema por pequeño que sea".

En este sentido, ha recalcado que los problemas detectados estos días son "de poca intensidad tanto en duración como en concentración o cantidad de E. coli". Sobre el origen, ha aseverado que "se ha descartado totalmente a las depuradoras" y también que pudiera deberse a algún crucero.

Imagen de la playa de El Postiguet
Imagen de la playa de El Postiguet - JUAN CARLOS SOLER

"La realidad es más cotidiana y más sencilla: estamos en unas comarcas con actividad agrícola intensa histórica que usan el agua de acueductos, acequias y azarbes para dar de comer a animales y otras cuestiones domésticas y se han desarrollado viviendas sin colectores ni redes de alcantarillado conectados directamente a acequias, lo que hace que la eliminación del problema sea compleja".

"No tenemos que pensar que lo vamos a resolver en cuatro días pero sí que, si no nos metemos ahora, se volverá a repetir", ha dicho el responsable del departamento del Agua. Por ello, "de manera inmediata", se convocará a una reunión con los ayuntamientos más importantes afectados, regantes la Confederación Hidrográfica y técnicos de la Conselleria "para ver cómo podemos actuar de una manera circunstancial" y que este verano "no tengamos más sustos".

Pero para que la solución sea "de fondo", ha advertido que hace falta algo a más largo plazo y ha avanzado que la Generalitat "está estudiando a la vez contratar una consultoría que dirija un técnico municipal en colaboración con ayuntamientos que estén dispuestos a echar una mano para empezar un plan de instalación de redes de alcantarillado y conexiones a redes de depuración para que esta situación solo se produzca cuando llueva, algo inevitable por el arrastre de fangos".