Imagen del candidato de Vox a la Presidencia de la Generalitat, José María Llanos - ABC
Elecciones 28-A

Programa electoral de Vox para las elecciones autonómicas valencianas 2019

La formación aboga por un proceso de recentralización y privatizar o cerrar la televisión autonómica valenciana

VALENCIAActualizado:

Todas las encuestas conocidas hasta la fecha coinciden en señalar que Vox contará con representación en las Cortes Valencianas por primera vez en la historia tras las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril. De acuerdo con el último sondeo elaborado por GAD3, la formación de Santiago Abascal irrumpirá en el Parlamento valenciano con una horquilla de entre siete y ocho diputados aunque, a diferencia de los sudecido en las elecciones andaluzas, la suma con PP y Ciudadanos no resultaría suficiente para formar un gobierno por parte del bloque de partidos de derechas en la Generalitat.

Vox ha optado por una precampaña de perfil bajo, marcada por los actos sectoriales protagonizados por su candidato a la Presidencia del Gobierno valenciano, José María Llanos. A la espera de que la formación plasme negro sobre blanco el programa electoral con el concurrirá a las elecciones autonómicas valencianas del 28 de abril, los documentos difundidos por Vox permiten trazar cuáles son sus principales líneas políticas, con propuestas que van desde la «recentralización de las competencias de educación, sanidad, orden público y justicia» hasta la «fusión de las Consejerías de Sanidad y Servicios Sociales y Familia», pasando por la implantación de un seguro obligatorio para los conductores de bicicletas.

Para Vox, el «Estado de las Autonomías ha generado despilfarro y divisíón y desigualdad entre los españoles».

Lengua y señas de identidad

Por un lado, el partido ha divulgado un «manifiesto por la identidad valenciana» en el que propugna que el «Reino de Valencia es una región histórica de España, con una personalidad propia y una singularidad regional reconocida dentro del marco constitucional español». En esa línea, «propugna un sistema de libre elección de lengua vehicular en la enseñanza, de tal forma que los padres puedan elegir en qué lengua estudian sus hijos, el respeto al derecho de exención de la asignatura de lengua valenciana que contempla la ley para las comarcas castellano-hablantes».

Vox propone igualmente un «bilingüismo completo en la Administración, de tal forma que todos los ciudadanos puedan dirigirse libremente a la Administración en cualesquiera de las dos lenguas oficiales en el Reino de Valencia». A tal efecto, «VOX estima que toda la documentación oficial, tanto física, electrónica o digital, cartelería, callejero, topónimos y demás instancias de la Administración deben estar escritas en soporte bilingüe para garantizar plenamente la libertad de uso de las lenguas cooficiales».

Dentro de esta materia, la formación que lidera José María Llanos, «defiende la singularidad e independencia del idioma valenciano, y la oficialidad de la normativa de la Real Academia de Cultura Valenciana, conocida popularmente como Normas de El Puig, para la normativización de la lengua valenciana». Así, anuncia la aprobación de una ley de Señas de Identidad Valencianas y la «retirada de la dotación presupuestaria a la Academia Valenciana de la Lengua».

Vox plantea la «retirada de la dotación presupuestaria a la Academia Valenciana de la Lengua»

Al margen de los aspectos identitarios, entre las «propuestas de futuro para Valencia» que plantea Vox a modo de anticipo del programa electoral para los comicios autonómicos del próximo 28 de abril se establecen veintisiete puntos que recorren materias como la seguridad, la política tributaria y económica o la «recentralización de las competencias educación, sanidad, orden público y justicia».

Así, la formación aboga por la «unificación de la formación de los agentes de Policía mediante un único organismo de contratación y formación, eliminando la interinidad», así como por el «incremento de los medios disponibles para adecuarlos a los diversos entornos y escenarios presentes en el desempeño de los agentes».

Ayudas a embarazadas y discapacitados

Vox promete «ayudas a las mujeres embarazadas y por nacimiento de hijos mediante deducciones autonómicas en la declaración de la Renta», así como otra línea para «discapacitados y personas dependientes, para la adquisición andadores, sillas de ruedas, audífonos, bastones, eliminación barreras arquitectónicas en las casas y arrendamientos de vivienda». Asimismo, Vox plantea la «ampliación de la cobertura sanitaria a problemas odontológicos».

En la línea de formaciones como el Partido Popular, Vox propine una «bajada impuestos como el IBI, vehículos tracción mecánica, y el resto de impuestos locales, y la supresión de los impuestos de Patrimonio y Donaciones y Sucesiones», éstos de ámbito autonómico.

Santiago Abascal, en el centro, durante una visita a Valencia
Santiago Abascal, en el centro, durante una visita a Valencia - ABC

Así, en materia tributaria, la formación defiende una política fiscal «suave con las familias y las empresas valencianas, donde se establezca un tipo único de IRPF, se reduzca el Impuesto de Sociedades y se eliminen impuestos confiscatorios como son el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados».

Vox plantea la «privatización o cierre de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación»

Asimismo, Vox defiende «la privatización o cierre de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, dado que no es un servicio esencial que deba ser prestado ni sostenido por la Administración». La radio y televisión autonómica cuenta con un presupuesto de 55 millones de euros anuales.

En materia de tráfico, Vox propone el «establecimiento de normas circulatorias para las bicicletas, con obligación de identificación de las mismas, así como la obligación de la tenencia de seguro de circulación».

Política educativa

En el ámbito educativo, la formacióm promete un «cheque escolar para las guarderías, primaria y secundaria, para que los padres puedan elegir centro escolar así como potenciar las guarderías municipales, para la conciliación laboral y familiar».

Vox llevará en su programa electoral una propuesta a las Cortes Valencianas para la creación de una «Comisión Paritaria entre Administración General del Estado y la Comunidad Valenciana para la devolución de algunas competencias en materia de Sanidad, Educación y Justicia, de manera especial en la planificación de los recursos técnicos y humanos, el establecimiento de una cartera única de servicios públicos para todos los españoles.

Vox, de hecho, «defiende la necesidad de recentralizar las competencias de educación,s anidad, orden público y justicia, así como un adecuado sistema de financiación». El partido explica que, en particular, se «recentralizará la legislación educativa y será competencia exclusiva del Estado la inspección y homologación del sistema educativo en todo el territorio nacional, así como la selección, nombramiento y, en su caso, separación del servicio del profesorado de los centros públicos de enseñanza».

La formación de Santiago Abascal rescata la reivindicación del trasvase del Ebro

Vox defenderá en su programa electoral «la libre elección de centro educativo a través del cheque escolar, así como la despolitización de la educación y la erradicación del adoctrinamiento escolar». Vox también aboga por la «reducción la estructura de la Consejería de Sanidad a la mitad de altos cargos y la fusión de las Consejerías de Sanidad y Servicios Sociales y Familia».

En materia de agua, Vox aboga por la ejecución de un Plan Hidrológico Nacional que contemple la construcción de un Trasvase del Ebro a las cuencas de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y provincia de Almería.