Imagen del acto organizado por EDEM
Imagen del acto organizado por EDEM - ABC
Sociedad

Cinco profesionales analizan en EDEM los principales retos a los que se enfrentan las mujeres en el siglo XXI

Hortensia Roig: «Hemos tenido muy pocos referentes femeninos en nuestros ámbitos profesionales»

VALENCIAActualizado:

Cinco destacadas profesionales de distintos ámbitos han analizado este mediodía los retos a los que se enfrentan las mujeres en el siglo XXI en una mesa redonda organizada por EDEM Escuela de Empresarios en las instalaciones de Marina de Empresas y a las que han asistido más de 100 personas.

María Martínez, CEO de la startup Matmap -alojada en Lanzadera-, Teresa Puchades, presidenta de Avanza Urbana, Amparo Ciurana, oficial de la Policía Local de Valencia, Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, y Hortensia Roig, presidenta de EDEM Escuela de Empresarios, han sido las ponentes de la mesa, que ha estado moderada por el periodista Jesús Terrés.

Amparo Ciurana ha recordado su primer día como policía local en 1981, dentro de la primera promoción de mujeres en el cuerpo. “Ya no es extraño ver a una compañera patrullando, pero en aquel momento sí. Los compañeros tenían pistola, pero nosotras no”, ha asegurado. “Había falta de respeto, pero con perseverancia y sin tirar la toalla, hemos podido cambiar las cosas”, ha añadido a continuación.

Como directora de una fundación volcada en el deporte, Elena Tejedor ha abogado por trabajar con las jóvenes deportistas. “En el deporte, tanto chicas como chicos empiezan con las mismas ganas. Pero hay un cambio en ellas cuando cumplen 15 años, por razones hormonales y por la idea establecida de asociar varias disciplinas deportivas con la masculinidad. Es una época en la que se produce mucho abandono femenino y eso hay que combatirlo. Aquí los roles de los padres son esenciales”, ha explicado.

Educación en igualdad

Teresa Puchades, por su parte, ha puesto el énfasis en la divergencia que existe entre la formación de las mujeres y su posterior desarrollo profesional: “Hay un 60% de mujeres en la universidad, pero a medida que los puestos de responsabilidad son más altos, hay más hombres. Lo tenemos muy difícil”.

Al respecto, Hortensia Roig ha subrayado que la educación tiene “tres patas” fundamentales para erradicar la desigualdad: “Primero en casa, con una educación en igualdad; segundo, en las instituciones educativas, poniendo el énfasis, además de en conocimientos, en habilidades y competencias; y, por último, la sociedad, y aquí tiene un gran valor cómo se muestra a la mujer en televisión, cine o anuncios”.

Hablando sobre la educación, y el bajo porcentaje de mujeres en las carreras STEM (áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), María Martínez ha intervenido: “En la carrera de Arquitectura éramos muchas mujeres, pero luego más del 90% de los profesores eran hombres. Ayer mismo leí un artículo sobre las 20 mejores obras arquitectónicas del siglo XX, y no se había seleccionado ninguna obra de una mujer”.

María Martínez está liderando una startup dedicada a la reutilización de materiales de construcción, un ámbito a priori muy masculino, pero al que, según asegura, se ha adentrado con naturalidad. “Cuando visito a clientes y proveedores, hay mucha gente que se sorprende al tratar con una comercial mujer y joven, pero con trabajo consigo ganarme el respeto”, ha dicho.

Jesús Terrés ha intervenido para tratar la idea que la sociedad tiene de la mujer. “Hubo un anuncio de televisión que denunciaba la masculinidad clásica y que fomentaba otro tipo de masculinidad. Se generó una polémica y no sé por qué. En la publicidad creamos roles e iconos, y ahí lo estamos haciendo mal. Lo mismo sucede con la industria cultural. Las personas de la cultura, la publicidad y el periodismo tienen que actuar”, ha demandado.

“Hemos tenido muy pocos referentes femeninos en nuestros ámbitos”, ha resaltado Hortensia Roig poniéndose como ejemplo en el caso del empresariado. “A mí me pasó cuando empecé a asistir a reuniones de organizaciones empresariales”, ha explicado.

Cuotas de mujeres

Al llegar al turno de preguntas, se ha lanzado al aire el asunto de la necesidad de que existan, o no, cuotas en los órganos de gobierno de instituciones y empresas. Teresa Puchades se ha mostrado como una defensora de “la diversidad”. “Los colectivos más desfavorecidos, como mujeres o discapacitados, entre muchos otros, tienen que tener alguna vía para poder integrarse. Si no facilitamos el acceso a la mujer a lugares donde no se les espera, no lo podrán conseguir”, ha indicado.

Hortensia Roig ha hilado esta situación con la necesidad de que no sean las propias mujeres las que se autolimiten. “A una mujer que quiera optar a un puesto de responsabilidad hay que decirle que se atreva”, ha remarcado.

Elena Tejedor ha querido hacer un inciso denunciado la infrarrepresentación del deporte femenino en los medios de comunicación. “Solo dedican un 5% de su espacio al deporte femenino, y casi nunca en horario de máxima audiencia. Así es difícil tener referentes”, ha explicado.

Finalmente, con las preguntas del público, se ha puesto sobre la mesa la cuestión de la maternidad. Teresa Puchades se ha mostrado como una firme defensora de las reducciones de jornadas, mientras que Amparo Ciurana ha abogado por erradicar la mentalidad de pensar “desde el sacrificio de la madre”. “Hay que poner en el foco en el padre, para conseguir que él se dedique también al 100% en el cuidado de sus hijos”, ha señalado.