Imagen de dos cócteles preparados en «Proa Club»
Imagen de dos cócteles preparados en «Proa Club» - FACEBOOK
Ocio

Cinco chiringuitos donde refrescarse este verano en las playas de Valencia

ABC propone algunos locales para disfrutar al máximo del Mediterráneo en la costa valenciana

VALENCIAActualizado:

Entre la larga lista de planes estivales se encuentra ir a la playa. Sin embargo, no a todo el mundo le gusta mancharse de arena y el calor agobiante. Por eso, ABC ha elegido algunos de los chiringuitos con más encanto de la costa de Valencia. Bebidas refescantes, un arroz para compartir y conciertos en directo para disfrutar la playa sin pasar calor pero con unas vistas espectaculares al mar Mediterráneo.

12345
  1. «El Portet del Marina», un oasis sobre la arena

    Imagen de la web de «El Portet»
    Imagen de la web de «El Portet» - EL PORTET

    A pie de La Marina se encuentra «El Portet del Marina», un chiringuito muy especial donde los amantes de la buena comida mediterránea podrán disfrutar de los productos valencianos con unas vistas inmejorables.

    Construido sobre la arena, su enorme pérgola blanca y el inmobiliario de madera hacen de este rincón de la playa valenciana un lugar especial para disfrutar hasta principios de otoño de la gastronomía de la tierra.

    El restaurante, especialista en arroces secos y melosos, varía su carta desde la famosa y típica paella valenciana hasta arroces de bogavante o el centenario «arròs dels bous». Además, también se puede disfrutar de gran variedad de entrantes fríos y calientes, pasta con productos del mar y deliciosos postres. Igualmente, para los verdaderos amantes del mar, la famosa «Beachfood» del menú tiene unos toques tropicales que evocan a las playas más exóticas.

    El Portet pertenece al conocido club «Marina Beach», donde también se puede disfrutar de la costa con actuaciones en directo desde una piscina panorámica a orillas del mar.

    El local permanece abierto desde las once de la mañana hasta la una de la madrugada entre semana y durante el fin de semana amplían el horario hasta las dos.

  2. «La Más Bonita», un chiringuito muy dulce

    Imagen de la web de el chiringuito «La Más Bonita»
    Imagen de la web de el chiringuito «La Más Bonita» - LA MÁS BONITA

    A primera línea de la playa de La Patacona se encuentra el chiringuito de la famosa cafetería «La Más Bonita».

    En su terraza chill out se pueden escuchar de cerca las olas del mar con refrescos, licuados de fruta y frapés en mano. También se pueden saborear muchos de los manjares que se ofrece en sus restaurantes convencionales, desde una gran variedad de ensaladas hasta sus maravillosas tartas caseras.

    Su cuidada estética mantiene sus colores más representativos: el blanco y el azul. Estos tonos combinan a la perfección con el mar y la arena y crean un ambiente ibicenco único en esta costa.

    Los sofás, las hamacas y la decoración con luces y tablas de surf transportan a cualquiera a una recóndita playa donde disfrutar de las vistas que regala el Mediterráneo durante los meses comprendidos entre mayo y octubre.

  3. «Proa Club», piscina y restaurante

    Imagen de la terraza de «Proa Club»
    Imagen de la terraza de «Proa Club» - FACEBOOK

    Ubicado en el Passeig del Port de La Pobla de Farnarls, «Proa Club» ofrece unas vistas inmejorables del Mediterráneo.

    El restaurante brinda el máximo protagonismo al producto de la tierra para los paladares más exigentes mientras se disfruta de una selecta coctelería. Además, de lunes a jueves presentan un menú con varios platos y sugerencias del día por un precio cerrado y económico.

    El ambiente chill out es mágico gracias a la música ambiental en directo. Sin embargo, también mezclan otros estilos como Deep-House, House y Hits actuales para realizar una propuesta acorde a todos los públicos. Asimismo, se puede disfrutar de actuaciones especiales y monólogos.

    Además, la terraza tiene una piscina con hamacas donde poder disfrutar al completo de la experiencia.

    El horario varía dependiendo de los días de la semana. De lunes a jueves, el local está abierto desde la una de la tarde hasta las tres de la madrudada y los fines de semana y festivos «Proa Club» crea ambiente desde las doce de la mañana.

  4. «ElOcho», comida y ambiente

    Imagen del chiringuito «ElOcho»
    Imagen del chiringuito «ElOcho» - FACEBOOK

    Situado en la Calle de la Patacona, «ElOcho» es un chiringuito con una ubicación privilegiada a unos metros del mar.

    Aquí se puede disfrutar desde una buena paella hasta un picoteo, acompañado de una bebida bien fría mientras los pies están en contacto con la arena y se escuchan las olas del mar.

    En el local se crea una atmósfera muy especial gracias a la decoración de luces, tablas de surf, plantas y madera blanca. El techo del bar está revestido con esterillas de bambú, a juego con las sombrillas del garito, lo que hace que el local sea todavía más especial. Además, organizan conciertos para disfrutar de una velada diferente en la playa de Alboraya.

    Como novedad, esta temporada de verano «ElOcho» ha instalado una ducha a disposición de los clientes para refrescar el ambiente.

  5. «Madiba Playa», con la música por bandera

    Imagen de el chiringuito «Madiba Playa» al caer la noche
    Imagen de el chiringuito «Madiba Playa» al caer la noche - FACEBOOK

    «Madiba Playa» se encuentra en la playa de El Puig, donde se puede disfrutar de unas aguas limpias y claras de bandera verde, del sol y de buena música. 

    En en chiringuito se pueden tomar cócteles y batidos de fruta o comer un arroz. Además, cabe la posibilidad de escuchar grupos en directo y dejarse llevar por los diferentes ritmos que emergen de la cabina del DJ.

    Con la música por bandera, «Madiba Playa» ofrece diferentes «noches temáticas» inspiradas en determinados estilos de música para que todos los públicos disfruten al máximo del verano. Música de los 50's, Funky, ritmos caribeños, Reggae,... de la mano de diferentes DJ's o grupos que actúan en directo en este rincón de El Puig.

    Además, el local está abierto todos los días desde las once de la mañana hasta las tres de la madrugada, para poder exprimir al máximo el día de playa.