Antonio González y César Sánchez, durante la entrevista
Antonio González y César Sánchez, durante la entrevista - JUAN CARLOS SOLER
Entrevista

César Sánchez: «Hay que frenar el proceso de catalanización de Puig y Oltra en estos cuatro años»

El candidato 1 al Congreso por Alicante y el número 7 por Madrid alertan de los riesgos de más gobiernos socialistas en su campaña electoral conjunta

ALICANTEActualizado:

Dos alcaldes del PP que hacen campaña juntos como candidatos al Congreso de los Diputados por dos circunscripciones electorales diferentes: César Sánchez por Alicante y Antonio González Terol por Madrid. El primero gobierna el municipio de Calpe (también la Diputación alicantina) y el segundo ostenta la vara de mando en Boadilla del Monte (Madrid). Ambos coinciden en su análisis de que solo el voto a los populares puede impedir que el PSOE siga en la Moncloa, para marcar distancias sobre Ciudadanos y Vox y también para alertar -entre otros riesgos- del «procesos catalanista» que ven venir en la Comunidad Valenciana.

Este miércoles han participado en varios actos públicos en la provincia de Alicante y en esta entrevista para ABC han lanzado ese mensaje a los electores: «Liberales, conservadores, demócratas cristianos, todos aquellos que se ubican ideológicamente entre el centro y la derecha, tienen que saber que cualquier otro voto distinto al PP va a hacer que Pedro Sánchez vuelva a gobernar», ha enfatizado César Sánchez. «Que nadie busque fuera del PP lo que va a encontrar -ahora sí- en el PP: estamos defendiendo los principios de siempre, como nunca, somos el partido que defiende la familia, que hemos demostrado que somos capaces de aplicar toda la Constitución para garantizar la unidad de España», ha señalado, por su parte, Antonio González.

¿Qué posibilidades hay de que infraestructuras importantes para Alicante como el tren de la costa o un AVE que conecte con Valencia se puedan afrontar en la próxima legislatura?

(César Sánchez) Durante estos 10 meses del Gobierno socialista hay un parón importante de inversiones en la Comunidad Valenciana y en la provincia de Alicante. El anterior Gobierno del PP dejó aprobado el Plan de Cercanías de la Comunidad Valenciana que contemplaba la conexión ferroviaria del cuarto aeropuerto más importante de España con Alicante y con Elche, capital industrial del Levante. En cuanto al tren de la costa, durante los gobiernos del PP se realizaron los estudios previos y en estos momentos está en la fase de alegaciones.

Y hay un proyecto estratégico, el Corredor Mediterráneo, que estaba garantizado y en estos momentos no tenemos expectativas de saber en qué situación se encuentra. Alicante lidera las exportaciones en el sector agroalimentario y el Corredor Mediterráneo es la conexión con el centro de Europa para llevar todos esos productos.

(Antonio González) Si hay algo que define el Gobierno de Pedro Sánchez es el incumplimiento de los compromisos en inversiones para infraestructuras. Por ejemplo, en los Presupuestos del Estado, para Madrid correspondían 200 millones de euros, pero en el proyecto de Presupuestos rechazados, entre otros, con nuestros votos en contra, había solo 400.000 euros. Si uno se va a la provincia de Palencia, se encuentra con lo mismo. La moción de censura sacada adelante con el apoyo de populistas, comunistas, batasunos... era a cambio de llevar todas esas inversiones a Cataluña, para pagar los favores de los independentistas.

Ese tipo de información, ¿la están transmitiendo en su campaña «puerta a puerta» al electorado? ¿O se habla de otras cosas, dudas de la gente?

(A. González) Se habla de todo, el otro día, en Córdoba, veíamos cómo un proyecto de circunvalación había desaparecido de los planes de Fomento, con el cambio de Gobierno en la Junta de Andalucía. En el debate de televisión, Pablo Casado le recordaba a Pedro Sánchez que allí donde gobierna el PP, el Ejecutivo central se dedica a hacer una política de abandono, en Murcia, en Galicia... Desaparecemos de las inversiones estatales. ¿Por qué? Pues seguramente porque no creen que vayan a gobernar en ninguno de esos territorios.

En la era de internet y las redes sociales, ¿no parece un poco ir contracorriente esa campaña «puerta a puerta»?

(A. González) Son cosas absolutamente complementarias. Además, la política que realizamos los 22.750 alcaldes o concejales del PP es de acercamiento, de tratar de tú a tú al ciudadano, tanto en la cafetería del pueblo de 300 habitantes como en ciudades de 100.000, 200.000 habitantes y más. No vamos solos, siempre hay una persona del partido que va casa a casa con nosotros y que lleva las redes sociales y se comunica todo, hasta el adoquín o la farola que se ha roto en esa calle. Si de algo presumimos en el Partido Popular es de esa cercanía, todos, incluido nuestro presidente, Pablo Casado. Creemos en las redes sociales, pero también en el tú a tú.

Otra infraestructura clave para los alicantinos es el trasvase Tajo-Segura. ¿Se puede garantizar su continuidad o puede peligrar, según el color político del próximo Gobierno?

(C. Sánchez) El Tajo-Segura y el Memorándum son una realidad gracias al PP y se firmó por cinco Comunidades Autónomas. Hay otros partidos políticos que apuestan por un 100% de recursos desalados y están poniendo en tela de juicio los trasvases, muy especialmente, el Tajo-Segura. De hecho, hemos visto un vídeo que se ha hecho viral recientemente en el que Pedro Sánchez dice que la política de su partido es de cero trasvases. Nosotros entendemos que el agua de ese río es fundamental para el desarrollo de la provincia de Alicante, para el crecimiento del Sureste español, del sector agroalimentario. Por eso, apostamos por agua de trasvases a un precio razonable, no por tasazos ni por impuestos revolucionarios como ha planteado el Gobierno de Pedro Sánchez, tal como ha hecho en estos últimos meses.

Pero ha habido un cruce de recursos ante la Unión Europea, a favor y en contra del Tajo-Segura. Los servicios jurídicos de la Diputación de Alicante, ¿han evaluado el fallo del Supremo que habla de los caudales ecológicos?

(C. Sánchez) El fallo del Supremo en ningún caso pone en riesgo el Tajo-Segura ni lo cuestiona. Nosotros estamos defendiendo un acuerdo de cinco Comunidades Autónomas distintas de España que se han puesto de acuerdo con el Gobierno en que el Levante tenga recursos por su déficit hídrico. Siempre estaremos con las más de 100.000 familias que viven de la agricultura gracias al Tajo-Segura.

¿Qué ambiciones tienen César Sánchez y Antonio González de poder cambiar cosas desde cargos públicos, más allá de convertirse en diputados nacionales?

(C. Sánchez) Se ha hablado mucho sobre mi futuro y estoy a disposición del partido. Soy presidente de la Diputación de Alicante y estos momentos no me preocupa qué va a ser de mí, sino qué va a ser de mi país, de mi comunidad y de mi provincia. Solo voy a trabajar sin descanso para que Pablo Casado sea presidente del Gobierno e Isabel Bonig sea presidenta de la Generalitat Valenciana y frenar este proceso de catalanización que Ximo Puig, el PSPV, Mónica Oltra y Compromís han puesto en marcha en estos cuatro años. De lo que ocurra al día siguiente de las elecciones, lo importante es que gobierne el PP.

Los dos candidatos al Congreso del PP, en el ADDA de Alicante
Los dos candidatos al Congreso del PP, en el ADDA de Alicante - JUAN CARLOS SOLER

(A. González) Coincido con César Sánchez en que aspiramos a que Pablo Casado sea el próximo presidente del Gobierno, porque creemos que en los periodos en que ha gobernado el PP este país ha mejorado, con impuestos bajos, con más empleo, hemos sido capaces de hacer grandes gestas de manera conjunta. En cuanto a proyectos personales, los dos empezamos en Nuevas Generaciones del PP, entonces no pensamos que llegaríamos a ser alcaldes, después hemos sido elegidos para ser diputados nacionales, el mero hecho de representar a nuestro país en las Cortes Generales ya es un honor, hacer frente a ese peligro de populistas, comunistas radicales, independentistas y batasunos, pues ya merece la pena. Sin duda alguna, la presencia del PP va a ser decisiva para garantizar la estabilidad del país.

Entonces, tendremos que esperar para ver si César Sánchez repite como presidente de la Diputación o si Antonio González se convierte en ministro...

(A. González) Quitar el futurible -como decía Joaquín Leguina, expresidente socialista de la Comunidad de Madrid- es muy difícil hacerlo, pero nosotros vamos a estar como siempre a disposición del partido.

Hablaba César Sánchez de proceso de catalanización, ¿cómo se ve desde Madrid, desde la distancia? La Diputación de Alicante ha planteado varios pleitos contra decretos lingüísticos en la Comunidad Valenciana.

(C. Sánchez) El próximo 28 de abril se elige o un Gobierno de Ximo Puig y Mónica Oltra, que quiere que la Comunidad Valenciana forme parte de los «paísos catalans», que esté más cerca de esa Cataluña, que de alguna manera seamos ciudadanos de segunda, una provincia de esos «països catalans», o se elige a un Gobierno apoyado por partidos de centro-derecha, que posicione a la Comunidad Valenciana como lo que somos, herederos del Reino de Valencia, una comunidad con nuestra historia, nuestra lengua, un pueblo que quiere seguir formando parte de España y compartir su destino común y quiere mirar de tú a tú al resto de los pueblos de España. Y, en ningún caso, ser vasallos de Cataluña. Somos una tierra plural, que ama la diversidad, a la que han venido muchas personas de fuera a trabajar y muchos europeos a vivir cuando se han retirado. El pacto del Botánico crispa la convivencia.

(A. González) Yo no lo veo desde tan lejos, porque soy cartagenero y porque mi abuela era de Granja de Rocamora, de esta provincia, lo he visto bastante de cerca y las distancias hoy no se miden en kilómetros, sino en tiempo, y estamos a una hora de Madrid. El PP es la garantía de un acceso a la Función Pública sin un requisito del idioma, sino como un mérito a añadir dentro de esas oposiciones. Porque se podría dar la circunstancia de que médicos tuvieran unas buenas notas por su conocimiento del valenciano aunque sacaran unas notas pésimas en su cualificación para el acceso al sistema público de Sanidad. Lo que nosotros queremos es que sus méritos médicos prevalezcan.

También queremos lo mismo para la integración de los servicios sociales y los sistemas sanitarios, que no haya 17 diferentes y que una radiografía se pueda consultar en el ordenador en cualquier Comunidad Autónoma, sin necesidad de convenios entre autonomías. Esa operatividad viene garantizada en el programa de Pablo Casado. Somos la trinchera contra el populismo del PSOE, el populismo de Podemos, el relativismo de algunos que hoy opinan una cosa y mañana la contraria (Ciudadanos), o el fundamentalismo de otras marcas, como Vox. Nosotros no vamos a jugar con la constitucionalidad de los idiomas y la cooficialidad de las dos lenguas, en los territorios donde las haya, la común y la propia de esa región.

Tal como está retratando a esas otras opciones políticas, la gente se preguntará: ¿con quién puede pactar entonces el PP, qué estrategia tienen pensada?

(A. González) Salimos a ganar, hemos demostrado en sitios como Andalucía que somos capaces de mirar a izquierda y derecha y poner de acuerdo a quienes no se hablan entre ellos. Algunos hablan de pactos y de tender la mano, pero luego hemos visto como no han accedido a ir juntos en las listas al Senado, en el caso de Ciudadanos, lo que puede motivar que perdamos senadores. Sin embargo, hemos conseguido que Vox y Ciudadanos, aunque no se hablaban, apoyasen a un presidente en una comunidad que, por primera vez en la democracia, es del PP. Creemos que somos la única solución fiable para gobernar este país, la única alternativa a ese sanchismo con comunistas, batasunos y demás muletas que ha tenido el partido socialista. Por cierto, muleta que también ha sido Ciudadanos, cuando en marzo de 2016 firmó un acuerdo de Gobierno que no prosperó porque Podemos no quiso apoyarlo. Somos los únicos que nunca pactaremos con el partido socialista, por gobernabilidad y la unidad, porque aunque a algunos socios del señor Sánchez no les guste, este país será mañana, pasado mañana y seguirá siendo durante muchos siglos España.

Ha habido varios intentos del Consell de restar competencias a la Diputación de Alicante. ¿Está asegurada esa autonomía de las instituciones provinciales? Algunos partidos plantean eliminarlas.

(A. González) El PP cree en las diputaciones, algunos partidos también han hablado de suprimir las Comunidades Autónomas, en las que creo lo que hay que hacer es racionalizar el gasto. Ciudadanos quiere eliminar las diputaciones, pero si uno va a Teruel o Palencia ve que sin la diputación no habría servicios públicos, además de que son las administraciones más saneadas -en conjunto están en superávit- y son la garantía de la lucha contra algo que todos llevan en su programa, pero que solo el PP concreta, que es la despoblación.

(C. Sánchez) Las diputaciones garantizan la igualdad de oportunidades de las personas que eligen vivir en un municipio pequeño o en una ciudad.