La exedil María José Alcón, este lunes en los juzgados
La exedil María José Alcón, este lunes en los juzgados - ROBER SOLSONA

Caso TaulaLa exedil cuyas conversaciones destaparon el blanqueo del PP afirma que mintió para vengarse del partido

María José Alcón asegura que en el momento de la grabación estaba «muy enfadada» con el PP

VALENCIAActualizado:

La exconcejala de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Valencia María José Alcón ha vuelto a comparecer este lunes ante el juzgado que investiga el caso Taula para explicar sus contradicciones durante las anteriores declaraciones. Esta vez, ha afirmado que su famosa grabación en la que admitía el blanqueo de capitales en el grupo municipal era una mentira para vengarse el partido, según fuentes conocedoras del interrogatorio.

En una breve intervención de menos de media hora, y a respuestas al juez, ha indicado que en ese momento estaba «muy enfadada» con el PP, por lo que decidió realizar estas acusaciones falsas.

Las grabaciones de la que fuera edil en las que habla abiertamente con su hijo y con su hermana del manejo de dinero negro son una de las pruebas más importantes en la investigación de esta supuesta mecánica que se llevaba a cabo en el seno del grupo popular en el Consistorio.

«A Juanjo (Alcón, hermano de María José) le dije que me hiciera una transferencia de esos 1.000 euros que han blanqueado en el partido, de todo el dinero negro que tienen. O sea, me dieron todos los billetes de 500 euros y yo tenía que hacer una transferencia legal desde el BBVA de 1.000 euros, que los blanquean así. ¿De dónde viene ese dinero? Pues de una donación de un concejal que procede de esta cuenta corriente, de una transferencia bancaria y tal y cual... Es muy gordo, ¡eh! El PP lo tiene muy crudo, tía», cuenta en una de las conversaciones interceptadas.

El enfado al que se refiere la exconcejal ante el juez es el de su puesto en la lista para las últimas elecciones locales. Alcón aparecía en ese momento en las grabaciones con exgerente de Imelsa Marcos Benavent contando billetes de supuestas comisiones y el PP quiso forzar su dimisión, además de no incluirle en puestos altos de la lista electoral para las pasadas municipales (ocupó el 16 cuando la previsión eran 13 concejales). Este hecho generó una sonora enemistad de la exedil y de su esposo (el exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, quien también se encuentra investigado en este caso) con Rita Barberá.

En una declaración anterior como testigo ante el Tribunal Superior de Justicia el pasado febrero, Alcón ya se contradijo asegurando que no conocía el presunto proceso por el cual se blanquearon fondos de origen, al parecer ilícito, en el seno del PP de Valencia mediante la donación de mil euros y la posterior devolución en dos billetes de 500. Además, llegó a apuntar que se grabaron sus conversaciones telefónicas estando medicada y paranoide (comentarios en los que este lunes se ha reafirmado).

En ese momento se encontraba ingresada en un centro psiquiátrico, un detalle relevante para las defensas de algunos imputados con el cual han tratado de tumbar como prueba esa comunicación. Este lunes también estaban precisamente citados los abogados de los investigados que habían solicitado escuchar la conversación entera para comenzar la audición en el juzgado.

Donación al PP

Además de su motivación vengativa, Alcón ha expuesto que su donación al partido fue realizada por transferencia pero no por ella, sino desde una cuenta de su hermano. Una afirmación que, sin embargo, no se ajusta al rastro del dinero que comprobaron los investigadores, ya que aparece la firma de la propia exconcejal.