Los dos nuevos parkings aligerará el tráfico en la capital de La Plana. Manolo Nebot

La capital de La Plana dispondrá de dos nuevos aparcamientos subterráneos

La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Castellón ha concedido licencia de actividad para la construcción de dos nuevos parkings subterráneos en la calle Navarra y plaza doctor Marañón, que crearán 423 nuevas plazasde estacionamiento en la capitalde la Plana. También recibió luzverde el proyecto de expropiaciónde los terrenos del nuevo cementerio de la ciudad.

CASTELLÓN. Esperana Molina
Actualizado:

A lo largo de los próximos meses se iniciarán las obras de cuatro nuevos aparcamientos subterráneos que propiciarán la creación de 700 plazas.

Dos de ellos fueron aprobados hace unos meses por el pleno del Ayuntamiento, los de la calle Cardenal Costa y Plaza Clavé, cuya ejecución deberá comenzar en próximas fechas, dotados con 214 y 237 plazas, para residentes, en el primer caso, y de rotación en el segundo.

Los otros dos recibieron ayer la licencia de actividad concedida por la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento, y se llevarán a cabo en la calle Navarra, con 180 plazas, y en doctor Marañón, con 243 estacionamientos.

Las cuatro obras serán realizadas por la empresa Lubasa sobre un modelo de cesión municipal para un plazo de ocupación de 50 años, cuyos derechos revertirán posteriormente al Ayuntamiento transcurrido ese periodo.

El sistema de «cesión temporal» tiene ventajas económicas para el usuario, que podrá acceder a un aparcamiento en el subsuelo de la ciudad por un precio inferior al que alcanzan las plazas de venta privada, aunque el usuario nunca será dueño en propiedad de su estacionamiento.

La construcción de los cuatro parkings conllevarán, por otra parte, el cierre al tráfico de las calles afectadas, y obligarán al Ayuntamiento a rediseñar vías alternativas para la circulación, en la entrada norte por la calle San Félix, la entrada oeste por Cardenal Costa, la calle Navarra en el tramo que accede a la calle Trinidad, y la plaza doctor Marañón, en el este de la localidad.

La Comisión de Gobierno también aprobó ayer la relación de propietarios que se verán afectados por el proceso de expropiación para la construcción del nuevo cementerio de Castellón, que se ubicará junto a la carretera de Borriol.

El coste de estas expropiaciones sumará 107 millones de pesetas, sobre una relación de 33 propietarios expropiados. El concejal delegado, Juan Gallén, anunció que el próximo 2 de noviembre se producirá la apertura de plicas en el concurso de proyecto y gestión del nuevo camposanto, que se adjudicará, previsiblemente en el pleno municipal del mes de noviembre.

Finalmente, la Comisión concedía licencia a Proquimed para la ampliación de la industria dedicada a la fabricación de caprolactama, sulfato amónico, ciclohaxanona y ciclohexanol, por la instalación de una nueva subestación de transformación de energía; y a BP Oil para ampliar el cargadero de cisternas de gasóleos y gasolinas. Ambas empresas están situadas en el polígono del Serrallo.