Imagen del exjuez Baltasar Garzón
Imagen del exjuez Baltasar Garzón - ABC
Tribunales

Camps pide que Garzón declare en la causa de la F-1 en Valencia

La defensa atribuye al exjuez la coordinación de los letrados de Ricardo Costa y «El Bigotes»

VALENCIAActualizado:

Francisco Camps ha solicitado la declaración en calidad de testigo del exjuez Baltasar Garzón en el marco de la causa que investiga el juzgado de instrucción número 17 de Valencia sobre presuntas irregularidades en las adjudicaciones para la celebración de la Fórmula Uno en la capital del Turia. La defensa quiere que el exmagistrado explique su presunta participación en la estrategia de los testigos que han apuntado al cobro de comisiones ilegales.

El expresidente de la Generalitat Valenciana permanece como imputado en un caso en el que han resultado determinantes las declaraciones del que fuera secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana Ricardo Costa, quien denunció el pasado mes de marzo a la Fiscalía Anticorrupción el pago de comisiones relacionadas con la construcción del circuito por parte de dos empresarios, que han negado los hechos.

Costa, quien optó por emprender una colaboración con la Justicia, fue condenado posteriomente a sendas penas de dos años de cárcel en la causa por la financiación irregular del PP valenciano enmarcada en el caso Gürtel, frente a los siete que reclamaba la Fiscalía. La sentencia de la Audiencia Nacional no es firme, pero el ministerio público ha evitado pedir su ejecución hasta la fecha.

La defensa de Camps explicó a ABC que pretende que Garzón -que tras ser apartado de la carrera judicial ejerce la abogacía- explique qué papel ha desempeñado en la estrategia de Costa, que ha pasado de negar durante años cualquier irregularidad relacionada con la financiación del que fuera su partido a denunciar ante la juez y la Fiscalía el pago de mordidas.

Los letrados del expresidente valenciano sostienen en el escrito presentado este lunes ante la juez -avanzado por «Las Provincias»- que Garzón «coordina» a los abogados de Ricardo Costa y Álvaro Pérez «El Bigotes», considerado uno de los cabecillas de la trama Gürtel.

Costa, que señaló a Camps como ideólogo de la financiación ilegal del PP valenciano en una de las piezas del caso Gürtel, rechazó que sus declaraciones obedecieran a un pacto o acuerdo con la Fiscalía en el seno de la causa instruida por la Audiencia Nacional.

La juez de Valencia citó entonces a declarar a el Bigotes y a Pablo Crespo, otro de los hombres fuertes de la red que dirigía Francisco Correa, quien apuntó a las reuniones entre los abogados de Costa y Pérez -José Javier Vasallo y Manuel Ollé- para trazar una «estrategia conjunta» en el proceso juzgado por la Audiencia Nacional. En su declaración ante la magistrada del pasado 6 de septiembre, siempre según el escrito de la defensa de Camps, Crespo «atribuyó la relación y coordinación» ente Costa y Pérez y sus letrados «al abogado ejerciente Baltasar Garzón». Ollé, que defiende a Costa, trabaja en el despacho del exjuez.

En el escrito presentado este lunes, la defensa de Camps, que no alberga esperanzas de que el exmagistrado sea citado a declarar, también apunta a la investigación en la Audiencia Nacional acerca de la presunta participación de Garzón y la sociedad que administra Ilocad SL en «pactos, acuerdos y encomiendas» en el seno de la Fiscalía.