Imagen de una terapia en el Museu d'Etnologia
Imagen de una terapia en el Museu d'Etnologia - ABC
Valencia

La «Caja de los recuerdos» del Museu d’Etnologia refuerza la inclusión de las personas con demencia

El proyecto está basado en la terapia de reminiscencia y busca mejorar el estado de ánimo de quienes la padecen

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Museu Valencià d’Etnologia puso en marcha el curso pasado el proyecto la «Caja de los Recuerdos. Memorias de una vida», que se enmarca dentro del programa «Friendly Museums» que el área de Cultura está desarrollando con los museos y diferentes servicios de la Diputació de València.

El programa «Friendly Museums» pretende avanzar en la inclusión de las personas con necesidades físicas, psíquicas y sensoriales especiales, pero también tiene en cuenta la perspectiva de género y la atención a colectivos de personas en riesgo de exclusión social, víctimas de la violencia de género o del acoso escolar, por citar algunos ejemplos.

La «Caja de los Recuerdos» es una propuesta que nace de la unidad de educación del Museu Valencià d’Etnologia y que pretende abrir el museo a un nuevo colectivo de públicos: las personas de edad avanzada y aquellas que presenten rasgos de demencia. De esta forma el museo amplía su función social en la medida que propone actuaciones a colectivos no habituales y se presenta como un espacio que puede propiciar bienestar saludable entre sus visitantes.

Terapia de reminiscencia

El proyecto se basa en la terapia de reminiscencia. Esta terapia tiene por objetivo propiciar la evocación de experiencias personales del pasado para revivir el recuerdo y las emociones que lo acompañan. Con ello se potencian además de los recuerdos, un conjunto de elementos muy importantes para estas personas: la sensación de pertenencia a un contexto familiar, la identidad y el reconocimiento, la atención, el lenguaje, su recorrido vital y las emociones positivas que producen estas situaciones.

Para el desarrollo de la actividad son particularmente interesantes los objetos relacionados con la vida cotidiana de estas personas, objetos que en su mayor parte componen las colecciones etnológicas. Son fondos etnológicos relacionados con la vida cotidiana, y por tanto objetos que en algún momento han acompañado a estas personas a lo largo de sus vidas: fotografías familiares, ajuares, juguetes, instrumentos de cocina, de aseo personal, objetos de la casa, aperos de trabajo, vestidos, etc.

La actividad incluye actividades estimulantes a nivel cognitivo y emocional, vivencias gratificantes y enriquecedoras y ejercicios de identidad personal y grupal, al tiempo que potencia la autoestima de estas personas y el desarrollo de relaciones interpersonales compartiendo recuerdos. Entre los objetivos está también hacer uso de las colecciones y recursos etnológicos del museo e iniciar y mantener una colaboración con los centros de día, residencias y asociaciones que aboguen por esta iniciativa.

Desarrollo en tres fases

La primera de las fases de desarrollo del programa es el contacto previo con el centro de referencia (o residencia) en el que se recoge información autobiográfica general de grupo (oficios, edades, procedencias, formación, aficiones, etc.). Por lo general, el grupo suele ser reducido para propiciar la intervención de todos los participantes (entre 10 y 15 personas).

La siguiente fase es el desarrollo de la sesión, en la que se realiza un trabajo de evocación en grupo con objetos de la vida cotidiana relacionados con la unidad temática acordada. Y por último, se produce un contacto posterior en el que se realiza una valoración-informe de la actividad, junto al centro de referencia, para establecer las actuaciones de mejora.

El programa va dirigido a las asociaciones y centros de personas mayores y de personas con demencia y se ha concebido para ser realizado tanto en el Museu Valencià d’Etnologia como en el centro de referencia. El proyecto es obra de María Raga y el equipo de Didáctica del Museu Valencia d’Etnologia (MUVAET) y para su desarrollo se ha contado con el asesoramiento de la Dra. Rita Redondo, especialista en psicología del envejecimiento.

La actividad comenzó a realizarse en el mes de mayo de este año y en ella han participado más de 20 grupos y 150 personas. Durante este periodo se ha trabajado la unidad temática de la comida-cocina. Se han seleccionado objetos, fotografías y recursos del museo relacionados con este tema, a fin de suscitar interés y emociones positivas entre los participantes.

El museo tiene previsto preparar, de cara a 2020, 5 unidades de temáticas más (vivienda, el aseo personal, trabajo agrícola, comercios, ritos de paso, juegos o aficiones) que se prepararán en forma de maleta didáctica itinerante entre los municipios y las asociaciones que trabajan con personas con demencia.