Bous al carrer, a «referéndum»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

POR E. VILLAREJO

VALENCIA. En verano más de 170 pueblos de la Comunidad Valenciana celebran los tradicionales «bous al carrer», unas fiestas -por la mañana, tarde y noche- no exentas de controversia a cuento del trato dispensado a los animales y por el riesgo de un festejo que este año ya se ha cobrado tres vidas: dos en Bétera y otra en Vall d´Uxó. Durante todo el año, hasta el 60,8% de los municipios de la Comunidad celebran algún tipo de estos festejos: 330 municipios de los 542.

La Conselleria de Gobernación ha autorizado, de momento, 4.497 festejos taurinos a celebrar principalmente en verano (2.382 en Valencia, 1.725 en Castellón y 390 en Alicante). Una fiesta que en su conjunto, y a tenor de las contrataciones, está en auge en todas sus modalidades. Así, si en 2004 se autorizaron 6.879 festejos durante todo el año, el pasado año esta cifra ascendió a 7.260.

Al rebufo del auge que viven los «bous al carrer» -en algunas localidades son todo un reclamo turístico- los ciudadanos de la localidad valenciana de Paterna tendrán la posibilidad de decidir mediante una consulta popular si derogan la ordenanza municipal protectora de animales que impide la celebración del evento por sus calles.

La última vez que los toros corrieron por Paterna a su albedrío fue en 2003, en un acto organizado por la peña La Torre, quienes defienden la vuelta de la fiesta el próximo año. El debate llegó ayer de nuevo al Ayuntamiento paternero, que celebró un pleno extraordinario sobre la citada consulta, a petición de la oposición socialista y de Compromís, que votaron a favor de mantener la ordenanza vigente (no prosperó), mientras que el PP se abstuvo «porque queremos conocer de voz de los ciudadanos cuál es la opinión del pueblo», según destacó la alcaldesa en funciones, María Villajos, para quien la consulta a celebrar en septiembre u octubre será un «acto pleno de participación ciudadana». Incluso se podrá votar por internet.

En Paterna hubo espectáculos en los años 50 y en los 80, y en 2008 podrían retomarse en caso de que el «sí» a los «bous al carrer» triunfe en lo que se adivina como una campaña reñida entre sus detractores y sus partidarios. Toros sí, toros no. Un dilema clásico, todavía más si cabe en fechas de estío.

Disputas al margen -que algo o mucho tienen de políticas-, los «bous al carrer» enfilan en las próximas semanas sus fechas clave. Localidades como Sagunto, Calpe, Alginet, Ayora, Cabanes, Xàtiva o Ademuz, entre muchas otras, se preparan para albergar el espectáculo que viene regulado mediante un decreto de la propia Conselleria de Gobernación, que no deja al albur de la improvisación los avatares de la seguridad.

Dos heridos graves en Calpe

La Policía autonómica realizó durante los siete primeros meses de este año 377 actuaciones correspondientes a servicios realizados en festejos de «bous al carrer» (un 55% más que en el mismo periodo de 2007 cuando los agentes del Grupo de Espectáculos de la Policía realizó 244 actuaciones de este tipo).

Sin ir más lejos, en la madrugada de ayer dos personas resultaron heridas graves durante la celebración en Calpe. Uno de ellos era un ciudadano de origen extranjero, otro un español. Cornadas en la yugular, pecho y muslo de por medio. Desde las peñas, un serio aviso: «Los visitantes que desconozcan este tipo de festejos absténganse, el resto que respete las medidas de seguridad».