blasco, exige, rubalcaba, explique, fallos, sive
blasco, exige, rubalcaba, explique, fallos, sive

Blasco exige a Rubalcaba que explique los fallos del SIVE

M. A. R. / D. M.|ALICANTE
Actualizado:

ALICANTE. El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha reclamado al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que explique los constantes fallos de los cuatro radares del sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) instalados en la costa Alicantina para detectar la llegada de pateras y el tráfico de droga.

De hecho, tal como viene informando ABC, desde que estos dispositivos comenzaron a funcionar el pasado mes de septiembre sólo han advertido la llegada de una patera, mientras que otras ocho -así como tres planeadoras que presuntamente transportaban droga- han burlado su vigilancia.

En respuesta a una pregunta parlamentaria presentada por el senador popular Agustín Almodóbar, el propio Gobierno reconoce que los radares SIVE pueden resultar «inútiles en determinadas condiciones meteorológicas».

El Ministerio de Interior explica que los radares instalados en Cabo Roig (Orihuela), Santa Pola, Benidorm y Denia no pueden detectar «embarcaciones pequeñas» de menos de cinco metros de eslora, ni aquellas «construidas con materiales que no reflejen las ondas del radar», como las de madera o las neumáticas.

Esto explica que hasta ahora el sistema SIVE se haya mostrado ahora ineficaz frente a la llegada de pateras, a pesar de que fue presentado oficialmente como la panacea en la lucha contra la inmigración ilegal, tras una inversión de 8,3 millones de euros.

«Pasotismo» en Interior

Unos hechos que, en opinión del conseller Rafael Blasco, demuestran «día a día el pasotismo del Ministerio de Interior respecto al drama de la inmigración irregular, al que sigue sin poner soluciones».

Desde el Consell, Blasco lamentó «la actitud irresponsable del Gobierno, la falta de previsión en materia de seguridad en las costas de la Comunidad y la absoluta falta de criterio del Ejecutivo socialista en política de extranjería, regida por bandazos y palos de ciego». En su respuesta parlamentaria, el Ministerio de Interior reconoce que a los radares del SIVE «les afectan las condiciones climatológica y atmosféricas, llegando incluso a ser inútiles en determinadas circunstancias». Asimismo reconoce la falta de formación que han recibido sus operarios.