Puig y Oltra se funden en un abrazo durante el debate
Puig y Oltra se funden en un abrazo durante el debate - EFE
Debate de Política General

'Que se besen': Puig y Oltra sellan la paz tras la crisis estival y desean «larga vida» al pacto de Gobierno

Compromís aprieta con la financiación autonómica mientras la cuestión desaparece prácticamente en el discurso del jefe del Consell

VALENCIAActualizado:

La sesión de este martes del debate de política general de la Comunidad Valenciana ha finalizado con la imagen deseada: un abrazo y un beso entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y su vicepresidenta, Mónica Oltra, tras la importante crisis de Gobierno del pasado agosto. Una fotografía visible de reconciliación en una cita en la que se iniciaba el último curso político en las Cortes antes de las elecciones autonómicas de mayo de 2019.

La escenificación de la paz ha llegado después de las intervenciones de los portavoces de sus respectivos grupos parlamentarios, en cuyos discursos también han evidenciado este acercamiento pese a las discrepancias que mantienen en cuestiones como el posicionamiento sobre la financiación autonómica, uno de los motivos del conflicto que estalló este verano.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha deseado este martes «larga vida al Botànic», en referencia al pacto que sustenta el Ejecutivo, y ha asegurado que su partido pondrá toda su convicción, generosidad y valentía «al servicio del cambio plural» iniciado en 2015 y que debe continuar en 2019. «Que conste en acta nuestro compromiso. Volveríamos a firmarlo», ha incidido, mientras defendía que el acuerdo no es una «simple coalición», sino el instrumento de los valencianos para superar «años de recortes, de injusticias y de corrupción».

Tanto Puig como el portavoz de los socialistas en la Cámara, Manolo Mata, han coincidido en este mensaje. La relación con Compromís, ha señalado este último, es «sólida» y con un alto grado de «complicidad». «Esto me recuerda a una lady inglesa que en una entrevista le preguntaron si había tenido ganas de divorciarse de su marido y ella dijo: Por Dios no, de asesinarlo sí, todos los días. Pues esa relación pasa por eso, pero divorciarnos jamás», ha subrayado. En su opinión, «el cambio que ha tenido la Comunidad Valenciana en los últimos tres años «es revolucionario», por lo que espera «muchos botánicos más».

Tras poner en valor los «logros» y el «orgullo» del acuerdo de Gobierno, Ferri ha insistido al PSPV con la financiación autonómica asegurando que seguirán exigiendo a Pedro Sánchez un «trato justo» con la «mista fuerza que al PP». Así, ha anunciado que el jueves se votará en las Cortes un nuevo documento para revalidar las exigencias unánimes desde 2015. En él reclaman una propuesta del Ejecutivo central para el cambio de modelo, medidas transitorias para la mejora de la suficiencia financiera de la Comunidad Valenciana, un rechazo del déficit del 0,1% del PIB para aumentarlo al 0,3% o la negociación para la asunción de la deuda por parte del Estado.

«Desde Compromís ofrecemos a Pedro Sánchez todo el apoyo para agotar la legislatura a cambio de solo una cosa: que no haga lo mismo que Rajoy, que no agote la paciencia de los valencianos», ha aseverado Ferri.

Una reivindicación en la que Puig ha señalado posteriormente que coincide plenamente pese a que en su discurso apenas ha mencionado la cuestión, a diferencia del pasado año cuando ocupó gran parte de la intervención mientras Rajoy se encontraba en el poder.