La Basílica de la Virgen de los Desamparados acoge a los devotos para el Besamanos
La Basílica de la Virgen de los Desamparados acoge a los devotos para el Besamanos - AVAN
Religión

La Basílica de la Virgen de los Desamparados abre sus puertas al Besamanos para recibir a sus devotos

Los primeros feligreses han esperado hasta doce horas para pedir sus deseos a la patrona de Valencia

ValenciaActualizado:

La Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia ha abierto este miércoles a las 7.00 horas sus puertas para el tradicional Besamanos a la patrona, momento en el que ya cientos de valencianos esperaban para acceder al templo, algunos de ellos hasta 12 horas, desde las 19.00 de este martes, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Marisa, Concha y Rosa, han sido las primeras que han pasado en esta jornada y llevan coincidiendo en el primer turno de la cola desde hace varios años. Precisamente Marisa y Concha, que el año pasado no pudo acudir por cuestiones de salud, llegaron a la plaza de la Virgen a las 19 horas.

Por su parte, Rosa, que acudió unas horas más tarde, asegura que la noche "no se hace larga". "Vengo para pedir por mi hija que está enferma y el deseo de que la Mare de Déu me escuche me da la fuerza para aguantar la espera", ha indicado.

Cola para entrar a la Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia
Cola para entrar a la Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia - AVAN

Junto a ellos también esperaba desde las 4.00 horas Flor, "para agradecer a la Virgen que me ha dado la vida, tras superar dos cánceres". A la misma hora llegó a la plaza María José, que participa este año por primera vez en el Besamanos: "Para mí no pido nada, sólo salud para todos los míos", aseguraba emocionada tras pasar ante la patrona.

A las 7.00 horas, en el momento de abrir sus puertas, la cola de fieles llenaba la mitad de la Plaza de la Virgen, ordenada por las vallas en zig zag.

Los primeros niños en pasar han sido Arnau y Aitana, de 9 y 6 años respectivamente, que llevan participando en el Besamanos desde que nacieron, acompañados de sus padres. Ambos le han pedido a la Mare de Déu "que nos ayude a portarnos bien y querer mucho a nuestra familia", según señalaban al salir de la Basílica dirección a su colegio.

Acceso especial minusválidos

Este año el acceso reservado para personas en sillas de ruedas y para carros con bebés ha sido habilitado con una rampa por la puerta de la Basílica de la calle de la Leña, recayente a la Plaza de la Almoina, y no por la puerta habitual de la Plaza de la Virgen.

Con este cambio a la puerta de la calle de la Leña se pretende que las personas que hacen la cola por el acceso reservado a sillas de rueda y carros de bebé "puedan tener sombra, a partir de las 11.00 horas, aproximadamente, y no padezcan el sol que habrá en la entrada de la Plaza de la Virgen", según ha explicado José Luis Albiach, presidente de los Seguidores de la Virgen.