La nueva planta de tratamiento eliminará sesenta vertederos incontrolados

Los Ayuntamientos del norte de Castellón crean un consorcio de gestión de basuras

Un total de 38 municipios de la zona norte de Castellón han creado un consorcio que supone la clausura de cerca de 60 vertederos incontrolados y de imposible legalización. La planta de gestión, tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos se situará en el municipio de Alcalá de Xivert, aunque el emplazamiento no es definitivo. El consorcio lo gestionará una empresa privada.

CASTELLÓN. Lorena Pardo
Actualizado:

El presidente de la Diputación provincial de Castellón, Carlos Fabra, mostró ayer su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre 38 municipios del norte de la provincia, que a partir del próximo año podrán clausurar sus sesenta vertederos incontrolados.

Los municipios han acordado la creación de un consorcio que propiciará la construcción de una planta de tratamiento de basuras así como toda la organización pertinente para la correcta gestión de los residuos sólidos urbanos de acuerdo al Plan Integral de residuos Sólidos de la Comunidad Valenciana.

El consorcio tiene naturaleza de entidad de derecho público de carácter institucional, con personalidad jurídica propia y será quien adjudique la gestión de residuos urbanos.

EN ALCALÁ DE XIVERT

Todo apunta a que la planta de tratamiento que dé servicio a los 38 municipios se instale en Alcalá de Xivert ya que uno de los emplazamientos idóneos, Cervera del Maestre, no ha alcanzado un acuerdo con la Diputación para la cesión de los terrenos.

La planta contará con una tecnología puntera y superará las prestaciones de la planta de Reciplasa en Onda, ya que la experiencia permitirá incorporar modificaciones y salvar las deficiencias experimentadas.

La inversión será privada a través de concurso público. Los ciudadanos pagarán a través de un incremento proporcional la subida del coste de la eliminación de las basuras. La licitación de las obras podría tener lugar en el primer trimestre de 2002.

La Diputación solicitará fondos europeos a fin de reducir el coste de la infraestructura, mientras que algunos de los vertederos que existen en este momento se convertirán el plantas de transferencia.

Con esta iniciativa, según apuntó Fabra, mejorará el nivel de oferta turística de la provincia, ya que se cubre todos los municipios de la costa y desaparece el riesgo de incendio.

El plan zonal afecta a todos los municipios del área 1 comprendidos en la comarca de Els Ports: Morella, Cinctorres, Forcall, Herbés, La Mata, Olocau del Rey, Palanques, Portell de Morella, Todolella, Vallibona, Villores y Zorita del Maestrazgo.

También afecta en el Maestrat a los municipios de Ares del Maestre, Benasal, Castellfort, Culla, Torre Embesora, Villafranca del Cid y Vilar de Canes. Los municipios del área 3 afectados son: Albocácer, Benicarló, Calig, Canet lo Roig, Castell de Cabres, Catí, Cervera del Maestre, Xert, la Jana, Peñíscola, Pobla de Benifassar, Rosell, Salsadella, Sant Jordi, Sant Mateu, San Rafael del Rio, Tirig, Traiguera y Vinaroz.