Imagen de archivo de la Policía en Elche
Imagen de archivo de la Policía en Elche - ABC
Elche (Alicante)

Le arranca dos dientes de un puñetazo a un tendero porque se negó a venderle alcohol fuera de horario

El agresor robó las botellas de cerveza y se marchó corriendo hasta que el propietario le dio alcance y se produjo el forcejeo entre ambos

ALICANTEActualizado:

De un puñetazo, le arrancó dos dientes a un vendedor porque se negó a venderle botellas de cerveza fuera del horario permitido para dispensar bebidas alcohólicas. El presunto agresor, un hombre de 31 años, ha sido detenido en Elche (Alicante) acusado de haber robado y agredido al dueño de una tienda de alimentación.

La víctima de la agresión perdió dos piezas dentales y sufrió un fuerte traumatismo en la cara tras recibir un puñetazo cuando forcejeó con el arrestado, quien "contaba con numerosos antecedentes por otros robos violentos", según un comunicado de la Comisaría Provincial.

Los hechos, de los que han informado hoy fuentes de la Policía Nacional, sucedieron durante la madrugada del pasado día 13, cuando varias patrullas de Seguridad Ciudadana fueron alertadas de una reyerta en la vía pública.

Dos dotaciones del Grupo de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional separaron a los dos contendientes cuando llegaron a la zona.

Al entrevistarse con las partes, los agentes averiguaron que la trifulca se había originado porque uno de ellos había entrado al comercio de alimentación del otro para comprar algunas botellas de cerveza.

Debido a que en ese momento era horario no permitido por ley para dispensar bebidas alcohólicas, el propietario del local se negó a venderle este tipo de bebidas, según la Policía Nacional.

Esa actitud no fue del agrado del cliente, quien, lejos de aceptar la normativa, abrió la nevera de la tienda, sacó las botellas de cerveza y se marchó corriendo del establecimiento calle abajo, relata el comunicado.

El vendedor fue tras él y le dio alcance, momento en que comenzó un forcejeo entre ambos durante el cual el detenido presuntamente le asestó un puñetazo y le fracturó dos piezas dentales, además de ocasionarle un fuerte traumatismo en la cara.

Los agentes detuvieron al presunto agresor por un presunto delito de robo con violencia e intimidación, por el que fue puesto a disposición judicial.