Un antiguo coro del siglo XVII de la Catedral servirá como silla papal

TEXTO: LUZ DERQUI FOTO: MIKEL PONCEVALENCIA. Se instalará en el altar construido en el puente de Monteolivete y desde ella el Papa Benedicto XVI presidirá la misa conclusiva del V Encuentro Mundial de

Actualizado:

TEXTO: LUZ DERQUI FOTO: MIKEL PONCE

VALENCIA. Se instalará en el altar construido en el puente de Monteolivete y desde ella el Papa Benedicto XVI presidirá la misa conclusiva del V Encuentro Mundial de las Familias. Se trata de una silla elaborada en la localidad valenciana de Turís por el artista Carlos Machancoses a lo largo de un mes con madera de nogal del siglo XVII procedente de los restos de vigas y piezas de madera del coro central de la Catedral de Valencia, desmontado en 1943, que se conservaban en la actualidad. La silla, de 73 centímetros de ancho y 85 kilos de peso, cuenta con un respaldo de 1,53 centímetros de alto, rematado en forma triangular, que alberga en el centro el escudo del papa Benedicto XVI, y a sus lados el de la Catedral de Valencia y el de la Real Hermandad del Santo Cáliz, que ha financiado la obra.

Los escudos, labrados en «madera de boj» en forma circular, de color amarillo, «contrastan con el resto de la pieza que es de madera oscura», según señaló ayer Jaime Sancho, canónigo conservador de la Catedral en la presentación, ayer, de la sede litúrgica.

En la capilla del Santo Cáliz

La madera antigua ha sido restaurada y tratada con productos contra xilófagos y labrada en estilo gótico que armoniza con la capilla del Santo Cáliz, donde quedará emplazada como sede permanente tras el EMF. Allí, la sede se empleará para uso diario en la presidencia de la misa capitular. Posteriormente se elaborarán dos sedes secundarias que quedarán ubicadas a los lados de la sede principal. La silla que ocupará Benedicto XVI «no está barnizada ni lacada pero se ha tratado con cera como se hacía antiguamente de manera que se aprecian las vetas y colores de la madera», según Sancho.

En la presentación, ayer en la propia Catedral, de la sede de Benedicto XVI estuvieron presentes representantes del Cabildo de la Seo, presidido por el deán Juan Pérez Navarro, el presidente de la Real Hermandad del Santo Cáliz y miembros de la junta, así como el canónigo conservador de la Catedral y el artista. El deán de la Catedral expresó su «satisfacción y orgullo» por el gesto de la Real Hermandad de regalar a la capilla del Santo Cáliz esta hermosa sede que será la del Santo Padre en la misa del Encuentro Mundial de las Familias. Así, «el lugar más emblemático de la Catedral se enriquecerá al disponer de esta bella sede».