Ángel Franco quiere la Alcaldía de Alicante y se da un plazo de tres años. Salvador Mata

Ángel Franco: «Con las “vacas locas” no quedará ni un duro para el AVE»

Ángel Franco Gutiéz es el socialista destinado a desbancar al PP de la alcaldía de Alicante. Este senador analizó para ABC los proyectos más inmediatos del PSOE para comenzar una oposición «constructiva y propositiva». Franco es natural de León pero toda su vida política ha transcurrido en tierras alicantinas desde que en 1977 se hizo cargo de UGT.

ALICANTE. Aner Guinea
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El nuevo secretario local del PSPV alicantino, Ángel Franco, repite cargo tras hacerse con esta dirección en 1996 tras la dimisión de Ángel Luna.

—Los socialistas comienzan una nueva etapa en la política local tras su reelección, ¿cuáles son los proyectos a corto plazo del partido?

—A corto plazo creo que el partido tiene que poner en marcha la dirección y los planes de trabajo para incorporar a la mayoría de los afiliados, tanto los que han apoyado la candidatura como los que no (un 47 por ciento). Al mismo tiempo es fundamental la colaboración estrecha con el grupo municipal de forma que ambos sean instrumentos al servicio de los ciudadanos.

—¿Cuáles son los instrumentos para poner en marcha una oposición constructiva?

—La nueva sintonía entre el partido y el grupo municipal va dar una oposición más útil y firme para la sociedad. El instrumento que lo representa es el comité municipal, que surge de mi programa electoral y que, lógicamente presido yo. que coordina el portavoz del grupo municipal (José Antonio Pina). Además, contará con un equipo asesor técnico para lograr una oposición más rigurosa y consistente.

—¿Qué papel representa en esta labor el Foro de debate de Alicante?

—El Foro es una propuesta previa a la elección, que tuvo su primera reunión el viernes pasado. En los últimos cinco años de gobierno del PP ha habido una serie de políticas que han dañado el futuro de Alicante. Se trata de elementos simbólicos: hostigamiento a la Universidad de Alicante que culmina con la dimisión de Pedreño. Otro símbolo, que está en el escudo de la ciudad es el monte Benacantil, donde se construirá el Palacio de Congresos, otro síntoma de los despropósitos del PP, aunque haya mejores sitios como la Sangueta. Pero lo meten por la fuerza y por narices. Además, el abandono del patrimonio histórico y cultural: el hotel Palas, el Paseíto Ramiro, la plaza de San Cristóbal y la despreocupación ante el Plan Urban. Estas acciones han debilitado la ciudad.

—Parece que los socialistas de Valencia y Alicante no comparten la misma posición ante la fusión de CAM y Bancaja.

—Pla (secretario general del PSPV) ha retirado de forma inmediata este problema ya que la absorción supondrá despedir más de tres mil trabajadores, además significaría pérdida de poder financiero de la ciudad y un monopolio contra los consumidores tanto industriales como ciudadanos. Desde un punto de vista económico la CAM hace frente al mercado de manera muy competitiva. La dimisión forzada de Gisbert responde que no coincidía con planteamientos estratégicos de Zaplana

—En cambio el AVE va a dar un impulso a la economía de la provincia y es un proyecto de los populares.

—El Ave prueba una vez más de hasta dónde nos quieren forzar. Yo estoy convencido de que es pura propaganda. Aunque a la vez es fundamental para nuestra ciudad. El proyecto que proponen es un «avecilla». No tienen un duro, y un billón de pesetas no se lo sacan de la chistera. Con lo de las «vacas locas» que va a suponer un gran costo para el país, no van a tener suficiente dinero. Además las vías de Alicante son para trenes que alcancen 220 kilómetros a la hora, en cambio las de Montilla, que van a Valencia, son para velocidades de 350. Que las cambien. Es otro de los ejemplos del desprecio a Alicante; prometen la Ciudad de la Luz y no se sabe nada del proyecto.