AlicanteLa Policía Nacional socorre a una víctima de violencia doméstica y evita que el agresor se suicide

El maltratador se antrincheró en su domicilio tras haber provocado cortes a la mujer con un cuchillo

ALICANTEActualizado:

La lacra de la violencia doméstica no cesa, aunque en este caso agentes de la Policía Nacional de Alicante han socorrido a una víctima de violencia machista y evitado que su presunto agresor se quitara la vida, según un comunicado de la Comisaría Provincial.

El Cuerpo Nacional de Policía ha informado este lunes de este suceso, que ocurrió a las 20.00 horas del "lunes de la semana pasada".

La víctima llamó a la sala operativa del 091 comunicando que estaba siendo agredida por su novio, quien supuestamente le había causado varios cortes en la mano con un cuchillo de grandes dimensiones, por lo que varias patrullas se dirigieron al lugar de los hechos.

Los primero agentes acudieron a socorrer a la víctima, la cual ya había escapado de su domicilio por su propio pie, y la acompañaron hasta el Hospital General de Alicante para que fuera asistida por las lesiones sufridas.

La mujer comentó a los agentes que su pareja le había insinuado que iba a suicidarse y que se encontraba en un alto de estado nerviosismo por haber consumido alcohol junto con alguna droga.

Cuando los policías llegaron a la puerta de la vivienda escucharon cómo el presunto agresor azuzaba a su perro contra los agentes, provocando la excitación del animal que no cesaba de ladrar.

El arrestado se mostraba agresivo en todo momento contra los policías, a quienes increpó a través de la puerta en repetidas ocasiones.

Transcurridos unos minutos, los gritos del hombre cesaron, por lo que desde la sala del 091 se estableció un dispositivo y se solicitó la presencia de los bomberos, de personal sanitario y de un equipo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Alicante.

Tras 45 minutos de negociación, la Policía Nacional se puso en contacto con el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alicante para exponerle la situación.

La autoridad judicial dispuso la entrada en el domicilio con finalidad humanitaria de manera inmediata, pues, según la víctima de la agresión, la intención de su novio era la de quitarse la vida.

Los agentes echaron la puerta abajo y accedieron a la vivienda, donde hallaron al hombre en un estado de semiinconsciencia, por lo que inmediatamente fue atendido por un equipo sanitario y trasladado al hospital para ser reconocido.

Dentro del domicilio se localizó un cuchillo de cocina de grandes dimensiones con lo que parecían manchas de sangre.

Al detenido, un hombre de 34 años, se le imputa un delito de violencia de género por haber agredido supuestamente a su pareja sentimental con un arma blanca.