Alfonso Guerra, este lunes durante su conferencia en Valencia
Alfonso Guerra, este lunes durante su conferencia en Valencia - EFE
Conferencia

Alfonso Guerra: Los mismos que ven vieja la Constitución reivindican normas de 1423 en Cataluña

El exvicepresidente del Gobierno achaca al independentismo querer «destruir» la Carta Magna y buscar una alternativa «Caribeña»

VALENCIAActualizado:

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, ha criticado este lunes a quienes se quejan de que la Constitución española «en 40 años ya envejece mucho, los mismos que piensan que están en vigor las compilaciones de 1423 de Cataluña o los fueros del Reino de Valencia de 1261, depende de cómo se mire».

También se ha referido, a quienes "por ejemplo, dicen que hay que reformarla porque hay muchos jóvenes que no la votaron" y ha comparado con la Constitución americana, ya que "no queda nadie vivo que la votara". Así se ha expresado al impartir la conferencia "El régimen constitucional de 1978" en los salones del Colegio Notarial de Valencia, en el marco del Ciclo de Conferencias del Colegio con motivo del cuadragésimo aniversario de la Constitución española.

Para Guerra, "siempre se puede reformar una constitución", pero "hay que saber el sentido de la oportunidad, si hay una mayoría suficiente". "Ahora mismo es un poco más complicado. Yo creo que en general está con buena salud y siempre con la posibilidad de que se pueda reformar", ha insistido.

En cuanto a si el llamado bloque constitucionalista está "haciendo un buen trabajo en Cataluña", ha hecho hincapié en que "poner el acento en lo que hacen los que defienden el sistema democrático no es lo más acertado", sino que "hay que poner el acento en los que quieren destruir el sistema democrático".

"Estos lo están haciendo muy mal, rematadamente mal, están queriendo volver a la etapa ya solventada a partir del 78. España era una historia de guerras civiles, pronunciamientos, y eso se acabó en el 78. Hay algunos que quieren volver a aquello, y lo hacen muy mal", ha zanjado.

Acerca de una posible reforma de la Constitución, preguntado al respecto por los medios, Guerra ha subrayado que "es lógico que se pueda pretender reformar, siempre que no sea por una razón peregrina".

Preguntado por si una "razón peregrina" es el independentismo, ha puntualizado que "eso en realidad es 'un contraconstitución', es el deseo de destruir la constitución". "Después de varios siglos en los que las constituciones se hacían de unos españoles contra otros, haber encontrado en el 78 la posibilidad, por una vez en la historia, de hacer una constitución para todos, querer destruirla es un acto de irresponsabilidad", ha manifestado.

Romper la democracia

Aunque ha señalado, sobre la supuesta existencia de un bloque "constitucionalista" y un bloque "anticonstitucionalista", que "no es muy útil el intentar hacer frentes opuestos", ha indicado que "hay personas y organizaciones que quieren mejorar la Constitución y otros que quieren destruirla".

"Hay grupos que quieren un modelo de constitución muy lejos de la realidad europea, más bien caribeña; hay otros que quieren fragmentar el Estado que la Constitución proclama. Ambas posiciones son contrarias a la constitución democrática y pretenden la destrucción del sistema democrático", ha defendido.

El veterano dirigente socialista ha asegurado que la Carta Magna está "en buen estado" y ha lamentado que, aunque "las constituciones tradicionalmente son muy duraderas, la historia del constitucionalismo español es lo contrario, han sido muy poco duraderas".

En este sentido, ha recordado que la española tiene 40 años, "mucho para lo que ha sido la historia de las constituciones españolas y poco para lo que son otras constituciones". "Por tanto, es una constitución que está viva, de las más modernas porque lógicamente es de las últimas en Europa y del mundo", ha agregado.