Presentación de los autobuses híbridos de la compañía La Alcoyana, este lunes
Presentación de los autobuses híbridos de la compañía La Alcoyana, este lunes - JUAN CARLOS SOLER
Transporte

La Alcoyana renueva su flota de autobuses con un 25% de vehículos híbridos

Unos seis millones de usuarios viajarán en vehículos no contaminantes que mejoran también la accesibilidad

ALICANTEActualizado:

Vectalia ha incorporado a la flota de La Alcoyana 13 nuevos vehículos híbridos que prestarán servicio en el área metropolitana de Alicante y que son accesibles y menos contaminantes. La Universidad de Alicante ha acogido este lunes la presentación de estos recursos, que entrarán en circulación progresivamente en los próximos días.

Los nuevos autobuses disponen en de cargadores USB y un sistema de información al viajero que posiciona en tiempo real la ubicación del vehículo.

El rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, ha sido el encargado de presentar la nueva flota en un acto al que han acudido números representantes de colectivos sociales y universitarios. La inversión que se ha realizado en la renovación del 25% de la flota de La Alcoyana ronda los 3,7 millones de euros.

Esta renovación pretende mejorar el servicio, modernizarlo y aumentar el compromiso constante de Vectalia con el medio ambiente, según fuentes de la compañía. Los 13 nuevos autobuses, y otro que se incorporará en los próximos meses, serán los encargados de conectar Alicante con la Universidad de Alicante, el Hospital y campus de San Juan, El Campello, Mutxamel, San Vicente, San Juan. Cada año, más de seis millones de pasajeros usan las líneas de esta empresa del grupo Vectalia.

El rector de la UA (izquierda), con directivos de Vectalia, a bordo de uno de los vehículos
El rector de la UA (izquierda), con directivos de Vectalia, a bordo de uno de los vehículos - JUAN CARLOS SOLER

Con 12 metros de longitud, cada vehículo está propulsado por un sistema híbrido diésel–eléctrico, que convierte el parque móvil interurbano de Vectalia en una flota más respetuosa con el medio ambiente y más accesible. Con esta dualidad y gracias a la gestión inteligente de la energía implementada en los autobuses se recupera energía en las frenadas y la almacena en un acumulador para dotar de energía suplementaria en la aceleración. Este tipo de vehículos suponen un ahorro del combustible del 8% y la disminución de los gases emitidos respecto a uno diésel.

Interior más amplio

Los autobuses cuentan con un diseño moderno y un sistema de montaje innovador, según las mismas fuentes. «El lenguaje de formas resulta moderno y revaloriza la imagen urbana. Los usuarios encontrarán un ambiente ampliamente accesible, de gran ergonomía y confort inteligentes», han resaltado. También se mejora la flota de autobuses para garantizar el principio de accesibilidad universal en todos los vehículos, y reforzar la comodidad y seguridad de las personas con diferentes capacidades.

Según la última encuesta de satisfacción del cliente, realizada por la compañía de investigación de mercados GFK, los usuarios del servicio de transporte interurbano valoraban con un 7,97 (sobre 10) la accesibilidad de los vehículos y con un 6,69 la comodidad en ellos, con lo que se espera que todas estas mejoras sean percibidas y se incremente el nivel de satisfacción de los actuales usuarios y de los futuros.