Una alcaldesa en la cola del paro

La primera edil de Gata de Gorgos baraja darse de alta en el INEM si la oposición le obliga a bajarse el sueldo hasta un salario mileurista

valencia Actualizado:

La alcaldesa de Gata de Gorgos, la popular Ana María Soler, que gobierna en minoría, baraja darse de alta en el INEM si la oposición le obliga a bajarse el sueldo hasta un salario mileurista.

En las pasadas elecciones del 22 de mayo, el PP fue el partido más votado en esta localidad de la comarca de la Marina Alta con el 42,99 por ciento de los sufragios y logró seis de los trece diputados en juego, por cuatro del PSPV-PSOE y tres del Bloc, partidos que han quedado en la oposición aunque sumando la mayoría.

Soler ya dirigió Gata de Gorgos en el mandato entre 2007 y 2011, cuando cobraba 2.200 euros mensuales brutos que se quedaban en unos 1.700 netos, y ha explicado a EFE que en el último pleno municipal los socialistas y el Bloc propusieron reducir la cifra bruta de su dedicación exclusiva a unos 1.500, lo que le dejaría un sueldo neto mileurista.

Ante su rechazo, la iniciativa ha quedado «sobre la mesa» a la espera de llegar a un acuerdo en un próximo pleno, aunque Soler es consciente de que los dos partidos de la oposición tienen la mayoría.

Ha relatado que el socialista Juan Diego se subió el sueldo entre 2003 y 2007 a unos 3.000 euros por lo cual cree que la propuesta de ahora «no tiene ni pies ni cabeza», sobre todo después de que hace unos años ya se redujera la retribución.

La popular ha continuado que desde el día 11 carece de la dedicación exclusiva pese a que sigue trabajando «sin horario», y ha añadido que a partir de esa fecha en que se constituyeron los ayuntamientos le cuentan 15 días para poder acogerse a la prestación por desempleo.

Ayer ya acudió a la oficina del INEM para informarse con el propósito de no renunciar a su derecho a recibir el paro ante la falta de acuerdo sobre sus futuros emolumentos y a su situación de inferioridad numérica de concejales.

«No sé si esto se debe a que soy una mujer o a que creen que no soy apta para la alcaldía pero me encuentro en una situación precaria», ha lamentado la alcaldesa de esta población de unos 6.200 habitantes, quien ha asegurado que ya durante el pasado mandato era la que menos cobraba entre los regidores del entorno.