Temas

Goizueta

Nadie puede con «Puerto Calero»

Nadie puede con «Puerto Calero»

PEDRO SARDINACASCAIS (PORTUGAL). El campeón del Circuito Audi MedCup de 2009 sigue demostrando que es el equipo más en forma de la clase GP 42. Se nota, y mucho, que sus integrantes están activos

El riesgo de jugar con las «cosas de comer»

El riesgo de jugar con las «cosas de comer»

¿Navarra foral o Navarra en Euskalherria? La pregunta está de actualidad porque para ETA es irrenunciable; el nacionalismo vasco quiere anexionarla; los socialistas se mueven en la ambigüedad y sólo UPN respalda el actual marco jurídico

Vuelve a Coca-Cola para mandar

La reina de los refrescos escarba en sus orígenes para encarar el futuro y recupera a un hombre que había estado 35 años en la empresa A pesar de haber dedicado a la firma más de la mitad de su vida, Neville Isdell se retiró en 2001 sin haber podido culminar su sueño de llegar a la cima de Coca-Cola. Pero tras 35 años de fichar para la compañía de refrescos más famosa del mundo, Coca-Cola acaba de elegirle como presidente y director ejecutivo. Después de tres años de pesquisas, la firma ha escarbado en su pasado para encarar el futuro: Neville Isdell, que cumplirá 61 años el mes que viene, sustituirá a partir de este verano a Douglas N. Daft al frente de Coke. Irlandés, alto y pelirrojo, Neville Isdell empezó su larga historia de amor con Coca-Cola en 1966, cuando se unió a la compañía embotelladora en Zambia. Ha sido la suya una carrera eminentemente internacional, escalando puestos de país en país. En 1998 se convirtió en presidente y director ejecutivo de Coca-Cola Beverages en el Reino Unido, y supervisó la fusión con Hellenic Bottling, de la que surgió Coca-Cola Hellenic Bottling, la filial más importante de la multinacional de la bebida. Cuando en 1997 murió de forma inesperada Roberto C. Goizueta, el legendario jefe de la compañía, todas las miradas confluyeron en Isdell como su sustituto, pero el cargo recayó en un protegido de Goizueta, M. Douglas Ivester. El nombre de Isdell volvió a sonar cuando dos años más tarde Ivester presentó la dimisión, pero fue Daft quien se llevó el gato al agua. En 2001, después de tres décadas y media de servicios a la propietaria de la fórmula secreta que se vende como «chispa de la vida», Isdell abandonó toda esperanza y se fue. Tras una pesquisa dentro y fuera de los lindes de Coca-Cola, incluidas empresas como Gillete, Kellog y Mattel, el consejo de administración, encabezado por el todopoderoso Donald R. Keough, optó por examinar su propio pasado. Para John Sicher, editor de «Breverage Digest», una de las más reputadas publicaciones de la industria de la bebida, se trata de «una medida inteligente», puesto que estabilizará una firma que ha sufrido demasiadas convulsiones en los últimos tiempos. No sólo por la competencia de otras colas, sino por el estancamiento del mercado, especialmente en su principal vivero -Estados Unidos-, cada vez más preocupado por la dieta y la obesidad, sino porque Coke está siendo investigada por la comisión que vigila la Bolsa por controvertidas prácticas comerciales en otros ámbitos. La firma ha recortado en 7.000 empleados su fuerza de trabajo en los últimos tres años y ha tratado de reanimar su imagen contratando a estrellas como Selma Hayek o Penélope Cruz. Aunque algunos dudan de que el nuevo presidente esté capacitado por su edad para hacer frente a los cambios culturales que afectan al consumo de refrescos, Isdell ha asegurado que los dos años y medio que ha estado fuera le han servido para «cambiar», apreciar los gustos de los jóvenes y adaptarse al futuro.

TEXTO: LFONSO ARMADA/ Comentar

Desmantelado el «taller electrónico» en el que ETA confeccionaba las bombas

Íñigo Elícegui, ingeniero electrónico, diseñaba los artefactos, mientras que Campo Barandiarán y Soria Valderrama compraban el material en países de la UE Casi 2.000 personas recibieron ayer en la base aérea de Talavera la Real al primer contingente de la Brigada Extremadura XI desplazado en Irak desde diciembre. La conflictividad del país en los últimos días y la crudeza de algunas imágenes desbordaron la emoción de los familiares

David Martínez Jordá Comentar

La Policía francesa detiene a dos etarras que iban a atentar con coche bomba en Guipúzcoa

La Policía francesa detuvo ayer a dos miembros de ETA que pensaban desplazarse a España en las «próximas horas» para cometer un atentado con coche bomba en Guipúzcoa de forma «inminente». Los capturados iban a formar un «comando itinerante» que planeaba sembrar el terror en otras provincias de España. Tenían información muy elaborada sobre sus objetivos.

David Martínez Jordá Comentar