INTRODUCÍAN 1.200 KILOS DE HACHÍS AL MES EN CATALUÑA

Siete detenidos por tráfico de drogas y asaltos a chalets

Actualizado:

BARCELONA

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas (dos marroquíes y dos españolas) que ya están en prisión, en una operación que ha permitido desarticular una red que introducía 1200 kilos de hachís al mes en Cataluña, procedentes de Marruecos, con lo que podían ganar hasta 20 millones de euros al año.

En declaraciones a los periodistas, el subinspector responsable de la investigación, Joan Vives, explicó que la operación se pudo llevar a cabo gracias a la investigación inicial contra un grupo muy activo que cometía robos en domicilios del Baix Llobregat y el Vallés; estas tres personas, de origen albanés, mantenían contactos con la citada red especializada en el tráfico de drogas.

Al parecer, los narcotraficantes entraban cada 15 días, a España, 600 kilos de hachís marroquí, repartidos en 20 fardos, por Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y los transportaban por carretera hasta la comarca del bajo Llobregat, donde los almacenaban y distribuían por el área metropolitana de Barcelona e Italia.

Los siete detenidos en esta doble operación están acusados de los delitos de asociación ilícita, mientras que los de la red de narcotráfico están acusados también de un delito contra la salud pública y los de asaltos a domicilios de robo con fuerza. Podría haber más detenciones.