Los diputados de Junts Pel Si, posan con las urnas tras el acto político celebrado ayer en el Teatre Nacional de Cataluña
Los diputados de Junts Pel Si, posan con las urnas tras el acto político celebrado ayer en el Teatre Nacional de Cataluña - EFE

Turull asegura que el Estado no podrá parar «el tsunami democrático» del referéndum

Cs califica la ley de fraude y critica los «tics autoritarios» de Junts Pel Sí y la CUP

ABC. ES
BARCELONAActualizado:

El presidente de Junts pel Sí (JxSí), Jordi Turull, ha subrayado hoy que el Estado hace «el discurso del miedo porque tiene miedo», ya que constata que «llega tarde», al tiempo que ha remarcado que «no podrán parar el tsunami democrático» que representa, a su juicio, el referéndum. Es por eso que, ha añadido, lo que digan desde el Gobierno central ya no le provoca «ni cosquillas». «Ven que llegan tarde y la única respuesta es la amenaza», ha abundado.

Durante una entrevista en RAC1, Turull ha augurado que el 1 de octubre será una «victoria clamorosa de la democracia», porque cree que participará «muchísima más gente que el 9N», sin establecer una cifra. Sobre las urnas, Turull ha señalado que su compra se hará según el derecho administrativo, que indica, ha dicho, que se pueden adjudicar directamente una vez se ha hecho ya un proceso de publicidad y concurrencia que ha quedado desierto.

Ha considerado que «si hubieran tanques y armas para evitar urnas» el 1 de octubre, España quedaría «fuera de Europa» y sería un gesto de «absoluta desesperación».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha calificado de «fraude» la futura Ley del Referéndum, que se sitúa «absolutamente fuera» del ordenamiento jurídico, y ha criticado los «tics autoritarios» de Junts pel Sí y la CUP por «limitar los derechos» de la oposición.

Para Carrizosa, la futura norma es «inviable» y «antidemocrática», ya que contiene preceptos que «impugnan» el ordenamiento jurídico vigente: «Es un despropósito y un fraude», ha apostillado el dirigente de Ciudadanos.

Respecto al hecho de que la futura ley prevea que el Parlament declare la independencia en menos de 48 horas si gana el 'sí' en el eventual referéndum, Carrizosa ha advertido al ejecutivo catalán, a Junts pel Sí y a la CUP de que la norma «no llegará a tener efectos», puesto que será suspendida por el Tribunal Constitucional «desde el minuto cero» de su aprobación en el Parlament.

Carrizosa, además, ha preguntado al Govern cómo piensa hacer el censo del referéndum y de dónde sacarán los datos de los catalanes, tras sospechar que estos se obtienen de forma ilegal para finalidades no previstas en la ley: «¿Pueden estar mis datos en manos de la Asamblea Nacional Catalana y de Òmnium?. El referéndum es irrealizable», ha razonado.