La esposa del exconsejero Jordi Turull entrando este lunes en el TSJC
La esposa del exconsejero Jordi Turull entrando este lunes en el TSJC - INÉS BAUCELLS

Turull asegura ante la Justicia que cedió bienes a su mujer porque temía por su salud

Una querella de la Fiscalía le acusa de haberse desprendido de parte de sus bienes para burlar eventuales responsabilidades civiles

BarcelonaActualizado:

No cedió buena parte de su patrimonio a su esposa para evitar posibles embargos ante una previsible condena por su papel en el «procés» independentista sino porque temía por su salud. Es lo que ha defedido el exconsejero Jordi Turull la mañana de este lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), donde ha declarado como imputado por un supuesto delito de insolvencia punible.

La imputación del exconsejero, y también la su esposa, se produjo a raíz de una querella de la Fiscalía Superior de Cataluña, que le acusa de intentar «eludir el futuro embargo de sus bienes».

Turull, según han explicado fuentes judiciales, ha puesto sobre la mesa en su declaración otro argumento en su defensa: cuando hizo la donación no era todavía consejero, aunque era, esó sí, diputado neoconvergente en el Parlamento catalán.

Turull hubo desde la cárcel de Lledoners, donde está en prisión preventiva por el «procés», para poder declarar ante el magistrado Francisco Valls. Cinco agentes de los Mossos d'Esquadra lo custodiaron, sin esposas, ante la Sala Civil y Penal del TSJC, donde ha comparecido.

En junio de 2017, Turull hizo una donación a su esposa de la mitad de la cuenta corrienta abierta a nombre de ambos y que tenía un saldo total de 107.594 euros. Además, hizo una donación a su esposa de la mitad indivisa de la vivienda de la que son propietarios en Parets del Vallès (Barcelona).

El exconsejero y su esposa han coincidido en sus argumentos para justificarlo ante el juez. La cesión no era más que la regularización de una situación real, en al que Turull reconocía a su esposa como propietaria de la vivienda porque ella había costeado las obras de re reforma.

Turull compró a muy bajo precio una casa en ruinas y fue su mujer la que se hizo cargo de costear la reforma. Por eso, siempre según su versión, con el tiempo decidió ponerla a nombre de su esposa. Pero no lo hicieron hasta que en 2017 le diagnostiron unas apneas muy severas.

El abogado de Turull también ha entregado al magistrado documentación para tratar de demostrarlo: facturas que dice que demuestran que fue ella quien pagó las obras de rehabilitación y documentos bancarios que acreditarían que que la cuenta corriente en cuestión se nutría exclusivamente de los ingresos de ella.

Turull y su mujer han recalcado que cuando se formalizó la donación, el 8 de junio de 2017, él no tenía expectativas de ser consejero. No fue hasta la noche del 13 de julio del mismo año, según su versión, que le llamó el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para proponerle el puesto.

El exconsejero también se ha quejado de que la Fiscalía hubiese presentado la querella sin antes citarle para tomarle declaración, porque podría haber acreditado los motivos de la donación. El fiscal, por cierto, solo ha hecho una pregunta a Turull en el interrogatorio y a su esposa ninguna.