Barricadas en la AP-7 el pasado fin de semana
Barricadas en la AP-7 el pasado fin de semana - EFE

Triple ofensiva independentista a Sánchez: Barricadas, atascos y un consejo de ministros «popular» en la calle

«Las barricadas pueden cortar una calle, pero abren el camino», advierten los CDR

BarcelonaActualizado:

El independentismo engrasa su maquinaria a una semana del Consejo de Ministros que Pedro Sánchez hará el próximo viernes en Barcelona. La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha hecho un llamamiento a «colapsar» la capital catalana con atascos, por su parte, los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han prometido que serán «ingobernables» y proponen formar barricadas en las calles para visualizar la protesta.

A pesar de que el independentismo ve con temor como su capacidad de movilización va a la baja, sus facciones más excitadas amagan con bloquear la ciudad ante la llegada de Sánchez y sus ministros. Así las cosas, la ANC ha señalado que de cara al 21-D los activistas secesionstas deben estar «unidos y organizados» y ha propuesto una marcha lenta de vehículos por la ciudad. «De buena mañana saldremos de todas partes con coche y tranquilamente iremos hacia Barcelona a hacer una concentración masiva de vehículos. Diremos bien claro que no son bienvenidos», ha indicado la entidad soberanista en un tuit.

Por su parte, los CDR han difundido a través de las redes sociales un cartel sobre las protestas que preparan para el 21D, en el que aparece una barricada de neumáticos cortando una carretera, junto al mensaje: «Las barricadas pueden cortar una calle, pero abren el camino». Asimismo, llaman a movilizarse « a primera hora de la mañana» del 21D junto a la Llotja de Mar, emplazamiento previsto para la reunión del Consejo de Ministros. Por su parte, Òmnium Cultural ha anunciado que organizará un «Consejo Popular de Ministros», como forma de protesta «pacífica», para contraprogramar la reunión del Consejo de Ministros.

Los Mossos piden ayuda

El 21 de diciembre Cataluña encara un importante reto de seguridad con la celebración de un Consejo de Ministros. «El problema mayor -explican fuentes de máxima solvencia consultadas por ABC- es la simultaneidad de las convocatorias, lo que va a obligar a un despliegue para el que hay que reconocer que no tenemos suficientes medios humanos ni materiales». Según señalaban estas fuentes, tal y como publicó ayer este diario, los Mossos han pedido la colaboración de Policía y la Guardia Civil para contener las protestas.