Manifestación de SCC en Barcelona, marzo de 2018
Manifestación de SCC en Barcelona, marzo de 2018 - EFE

Los tribunales condenan a la UAB y la obligan a admitir a Societat Civil en el registro de colectivos

La rectora de la UAB, Margarita Arboix, negó a los jóvenes de la entidad constitucionalista su inscripción en el registro

La Justicia obliga a la universidad a admitir a la entidad de Joves de SCC y a pagar las costas del proceso judicial

BARCELONAActualizado:

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Barcelona ha dictado sentencia contra la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) por vulnerar los derechos fundamentales de los alumnos que forman parte de la agrupación de jóvenes de Societat Civil Catalana (SCC), entidad que será admitida en el directorio de los colectivos universitarios.

En una sentencia firmada el pasado 17 de julio, a la que ha tenido acceso ABC, el juzgado de Barcelona acepta el recurso presentado por los alumnos de la UAB contra la decisión de la rectora, del 1 de marzo de 2018, que impidió el registro de Joves de SCC (cuyos miembros han sido agredidos en varias ocasiones) en el directorio de colectivos de la UAB.

Además, la magistrada concluye que la rectora de la UAB, Margarita Arboix, ha vulnerado los «derechos fundamentales de no discriminación por razón de opinión (artículo 14 de la Constitución), el derecho a la libertad ideológica (artículo 16 de la Constitución), libertad de expresión (artículo 20.1 a de la Constitución) y derecho a la educación (artículo 27 de la Constitución)».

El auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Barcelona, que es recurrible, ha seguido el camino de las medidas cautelares que el mismo tribunal aplicó en abril de este mismo año, en una decisión poco habitual en los contenciosos-administrativos.

Prejuicios de la rectora de la UAB

Este conflicto entre la rectora Arboix y el grupo de estudiantes de la UAB puso rumbo a la decisión judicial a partir del pasado 15 de marzo cuando varios miembros de Joves SCC presentaron un recurso contencioso-administrativo contra la UAB por considerar que se estaban vulnerando sus derechos fundamentales, al negarles su incripción en el directorio de colectivos de la universidad.

Los responsables juveniles de la entidad habían solicitado su inclusión en el citado directorio en octubre de 2017. Sin embargo, Arboix denegó su inclusión mediante una resolución firmada el 1 de marzo de 2018 en base a un informe o expediente cargado de prejuicios políticos y que limitaba la libertad de expresión, tal y como señala ahora el auto del juzgado.

En el registro de entidades colectivas de la UAB hay más de 80 colectivos inscritos, que pueden desarrollar con normalidad y en libertad su actividad en el campus universitario. Entre estas entidades existen las ramas juveniles o satélites de algunos partidos políticos secesionistas, y de colectivos antisistema que no en pocas ocasiones han protagonizado actos violentos.