Imagen de archivo de una reunión de Xavier Trias y Ada Colau
Imagen de archivo de una reunión de Xavier Trias y Ada Colau - INÉS BAUCELLS

Trias se plantea la abstención para facilitar que Colau apruebe los presupuestos de 2018

La oposición cree que la alcaldesa tiene un pacto encubierto para conseguir el apoyo de las formaciones independentistas a cambio del respaldo de los comunes en el pleno del Parlament

BARCELONAActualizado:

El grupo Demòcrata en el Ayuntamiento de Barcelona, presidido por Xavier Trias, se está planteando la opción de abstenerse y contribuir así a que la alcaldesa Ada Colau pueda aprobar el presupuesto municipal para 2018 sin volver a recurrir a someterse a una cuestión de confianza, según ha informado Efe.

«Trabajamos en la abstención que es lo que en este momento nos podemos plantear», ha explicado la concejal Sònia Recasens en la rueda de prensa en que ha presentado las iniciativas que el grupo del PDeCAT llevará a las comisiones municipales de esta semana.

El gobierno de Ada Colau, con 11 de los 41 concejales del gobierno municipal, carece de los apoyos necesariospara aprobar en el pleno el presupuesto municipal y podría volver a recurrir al mecanismo de ligarlo a que la alcaldesa supere una cuestión de confianza, como hizo el año pasado.

El grupo Demòcrata, que con 9 concejales es el mayor de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, estaba «por el no» a la propuesta de presupuesto que ha presentado BComú «por la actitud del gobierno», según ha explicado Recasens.

La ex teniente de alcalde de Hacienda de Xavier Trias ha asegurado que tras la apertura de una nueva ronda de conversaciones la semana pasada que hizo el gobierno municipal, los demócratas estudian ahora abstenerse en la comisión extraordinaria para aprobar el presupuesto que el gobierno municipal quiere convocar la semana que viene.

«Es el gobierno el que mueve ficha. La mueve tarde, veremos esta semana como va», ha señalado Sònia Recasens, que ha reconocido que su grupo esta «lejos del sí» pero «más lejos del no».

La oposición critica un posible pacto

Las negociaciones han abierto un mar de críticas porque la oposición cree que Colau tiene un pacto encubierto con las formaciones. Así lo defendieron ayer tanto Cs como el PSC y PP, que no apoyarán los próximos presupuestos. Según creen las tres formaciones, la alcaldesa planea conseguir los votos de los independentistas en las cuentas a cambio del respaldo de los comunes en el pleno del Parlament.