La nueva pancarta del Palau de la Generalitat - INÉS BAUCELLS |Vídeo. ATLAS

Quim Torra desobedece a la Junta Electoral y cambia el color de los lazos

El independentismo cambia los lazos amarillos por otros símbolos igualmente partidistas

Miquel Vera
BarcelonaActualizado:

Hecha la Ley, hecha la trampa. Cercado por la Junta Electoral Central, la Fiscalía y hasta por organismos que dependen del Parlament como el Síndic de Greuges, el independentismo ha optado finalmente por acatar -a medias- la orden de retirar los lazos amarillos de algunos edificios públicos y oficiales. Así las cosas, esta mañana se ha quitado la pancarta amarilla por los «presos y exiliados» del Palau de la Generalitat y se ha sustituido por otra prácticamente igual pero de otro color.

Así de imaginativa ha sido la respuesta que el gobierno de Quim Torra ha desplegado para eludir los requerimientos para garantizar la «neutralidad» de los edificios gubernamentales en pleno ciclo electoral. Según ha podido constatar ABC, la nueva pancarta ha sido colgada del balcón de la Generalitat pasadas las diez de la mañana. En ella se puede leer la frase «Libertad presos políticos y exiliados» en catalán e inglés.

La nueva pancarta ha sido depositada encima de la anterior por varios funcionarios de la sede del ejecutivo autonómico que dirige Torra. Con este paso, el presidente ha respondido a las recomendaciones del Síndic de Greuges (algo así como el Defensor del Pueblo catalán) que avaló la petición de «neutralidad» expresada por la Junta Electoral en una comunicación de la que el presidente tenía en sus manos desde el viernes, pero que dijo conocer ayer.

A pesar del cambio de color, la pancarta sigue mostrando un lazo, hace mención a los supuestos «presos políticos y exiliados» y, además, imita unos conocidos carteles de Ómnium Cultural (una de las grandes entidades secesionistas junto a la ANC) en los que se muestra un rostro de mujer cruzado por una raya roja en la boca. Así se quiere simbolizar la falta de libertad de expresión que, a su parecer, sufre el independentismo catalán.

«Al gato y el ratón»

El líder del PP catalán, Alejandro Fernández, ha acusado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de jugar «al gato y al ratón» con la Junta Electoral Central (JEC) por haber tapado la pancarta que este organismo ordenó retirar con otra con el mismo mensaje. En un mensaje de Twitter Fernández ha ironizado con que la decisión de Torra es «una audacia que recordarán los libros de historia junto a otras grandes gestas de la historia de la humanidad».