Joan Canadell en el pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona
Joan Canadell en el pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona - MARTA DIAS

El nuevo presidente promete poner la Cámara de Barcelona al servicio de la secesión

La impugnación presentada por dos candidatos que le disputaron el puesto seguirá su curso en los tribunales

BarcelonaActualizado:

Tal y como estaba previsto, el independentismo ha tomado este lunes el control de la Cámara de Comercio de Barcelona. El empresario Joan Canadell, apoyado sobre la mayoría secesionista del pleno, ha tomado posesión del cargo, decantando la centenaria institución a favor bando secesionista. Uno de los objetivos de la Assemblea Nacional Catalana, promotor de su candidatura, ya se ha cobrado la pieza principal dentro de su plan de penetración en instituciones sociales y económicas.

Tras haber tomado posesión del cargo, Canadell ha asegurado que asume el puesto con voluntad de trabajar para la economía, pero sin dejar de lado la política, de hecho el motor que le ha llevado al puesto. Al respecto, Canadell ha utilizado su primera intervención como presidente para realizar un discurso que bien lo podría haber realizado la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, presente en la sala.

A la vez que señalaba a un Estado que ha asegurado que «trabaja en contra de la economía catalana», Canadell ha instado a la Generalitat y a los partidos (se entiende que solo aludía a los partidos independentistas) a trabajar por la unidad y a explicar a la ciudadanía las bondades de que Cataluña se constituya como una república. «La cámara estará allí para ayudaros», ha explicado Canadell anticipando el tono del que va a ser su mandato.

En este contexto, Canadell ha hecho propia la tesis de que la lucha por la secesión implica perder empuje económico, algo que señaló como asumible. «Hemos venido a realizar un sueño», la independencia, obviamente, ha zanjado Canadell explicando sin ambigüedades cual es el propósito de su presidencia.

Sabedor de que llega a la Cámara con la etiqueta de independentista, Canadell ha asegurado que su prioridad es trabajar a favor de la economía catalana, y aunque asumiendo que «el máximo potencial no se lograra hasta que Cataluña sea un estado, mientras eso no suceda tenemos mucho potencial por dearrollar».

Canadell ha confirmado también que piensa implantar un sistema de consulta interno para conocer la opinión de los integrantes de la Cámara, un sistema con el que, entre otras cuestiones, pretende que la institución declare persona «non grata» al Rey Don Felipe, o que los integrantes se comprometan a trabajar a favor de la república catalana. Canadell ha prometido también trabajar para conseguir una mejor financiación de la Cámara, cuyo presupuesto de 20 millones de euros, considera insuficiente comparado por ejemplo con los 80 de la Cámara de Milán.

Triple recurso

El triple recurso presentado por dos de las candidaturas perdedoras denunciando irregularidades en el sistema de votación no ha servido para forzar la suspensión cautelar del pleno. Dado que la consejería de Empresa, responsable del proceso, declaro el viernes que no había recibido tal recurso, un notario se ha presentado esta mañana antes del pleno para explicitarlo.