El número dos de ERC para las elecciones generales, Gabriel Rufrián, y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès
El número dos de ERC para las elecciones generales, Gabriel Rufrián, y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès - ABC

ERC saca en procesión su pedigrí republicano

Gabriel Rufián exhibe como trofeos sus enfrentamientos con el PP, Ciudadanos y el PSOE en el Congreso

El partido de Oriol Junqueras reivindica el hermanamiento entre «republicanos y comunistas»

BarcelonaActualizado:

República, república, república. En el acto central de ERC celebrado este domingo en Barcelona la formación de Oriol Junqueras se esforzó en entremezclar la retórica independentista con el pedigrí «republicano» del partido. Lo hicieron coincidiendo con el 88 aniversario de la proclamación de la República en Cataluñapor parte de Francesc Macià, expresidente de la Generalitat y dirigente histórico de ERC.

Las apelaciones al ADN del partido se hicieron presentes en todas y cada una de las intervenciones. Algunas de ellas fueron un paso más allá y reivindicaron además el hermanamiento entre republicanos y comunistas. No en vano, ERC concurre a las elecciones del 28-A en alianza con Sobiranistes, una escisión secesionista de los Comunes liderada por un antiguo dirigente comunista catalán, Joan Josep Nuet.

«Nos sabemos pieza de una cadena republicana», resumió el dirigente de ERC y presidente del Parlament, Roger Torrent, quien comparó a Oriol Junqueras con los mártires históricos del catalanismo como Macià o Companys. Paralelamente, la secretaria general del partido -fugada a Suiza- Marta Rovira (quien participó en el mitin a través de un vídeo) se esforzó en pedir la movilización del voto independentismo para frenar el «populismo, el fascismo, la extrema derecha» y pidió al electorado que no se «equivocara» votando al PSOE.

En este sentido, Rovira acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de servir de «muleta» para tapar la corrupción y fomentar la represión y el «inmovilismo». Sin embargo, la dirigente no mencionó los ofrecimientos, cada vez más recurrentes, de los republicanos para investir de nuevo Sánchez. Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, insistió en resaltar la «tradición política republicana» del partido. «Somos los mejores contra la extrema derecha, la derrotaremos y la sepultaremos», apuntó.

Los éxitos de Rufián en el Congreso

En su turno de palabra, Gabriel Rufián -candidato «de facto» de los republicanos al Congreso ya que el cabeza de lista, Oriol Junqueras, está preso- aseguró que este le había pedido desde prisión que lograra «ganarle las elecciones a sus carceleros». El diputado ofreció un discursó encendido en el que convocó al electorado ofreciendo como aval sus «logros» en el Congreso de los Diputados. Así las cosas, Rufián exhibió como proezas democráticas sus polémicas intervenciones enfrentándose a ministros, expresidentes y diputados del PP, PSOE y Ciudadanos para pedir al electorado que dira un voto de confianza a ERC.

«Es innegable, objetivo, que el grupo parlamentario de ERC en el Congreso hemos dicho verdades muy incómodas y hemos sido la oposición real, primero al PP de Rajoy y luego al PSOE de Pedro Sánchez», aseveró un desatado Rufián. En su intervención el candidato borró la pátina moderación con la que ha revestido sus últimas apariciones y lanzó dardos contra el expresidente José María Aznar, el ministro de exteriores en funciones Josep Borrell o el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, entre otros.